Fitness   

Diario La Nación, Suplemento Moda & Belleza 1º de Julio 1999


 Cerrar esta ventana y continuar selección
 

Músculos despiertos

Invernales y localizadas, una suma de alternativas para poner el cuerpo en movimiento y disfrutar sus efectos

Mucho antes de que se instale de nuevo el síndrome fierros a mil por hora para llegar bien a la playa, empezar a mover el cuerpo con tiempo arrojará beneficios inmediatos y a largo plazo: la satisfacción de ocuparse de uno de la manera más saludable y la posibilidad de fortalecer y tonificar determinados grupos musculares. Con inteligencia y a conciencia es posible dar con la gimnasia que mejor se adecue a las propias necesidades.

Brazos fuertes

Entre los trabajos cardiovasculares que entrenan el corazón, está el aerobox. Hombros, pectorales, brazos y cintura son los más favorecidos por esta técnica, “que roba gestos del box para clases con música, resume Daniel Tangona. Consiste en pegar piñas al aire al compás de la música, lo cual es además, un excelente recurso para combatir el estrés. Todo, sin descuidar piernas y glúteos, que deben estar lo suficientemente fortalecidos como para sostener el despliegue de la parte superior del cuerpo.

En un equilibrio mayor, el taebo combina movimientos de taekwondo y de boxeo para un trabajo integral de piernas y brazos. Del método oriental incorpora las patadas, poniendo en marcha las musculaturas del cuádriceps y glúteos. Del boxeo, a pura piña, ejercita brazos y hombros para fortificar, sobre todo, los deltoides, el pectoral mayor, y también los abdominales.
 



(Daniel Tangona, (54911) 3639-1200)
 

Fitness   


 Cerrar esta ventana y continuar selección

www.tangona.com