Prensa     

  Revista ELLE – Agosto 2010

 



 De la A a la Z
 STOP STRESS
  CONVERTILO EN ENERGÍA


¿Estás desbordada, cansada, sin pilas? Cambiá algunos pequeños hábitos y recuperarás la vitalidad.
 
 ¿No das más?

Acaí: probalo. Es un fruto antioxidante que Brasil exporta al mundo. Un boom en Estados Unidos. ¡Hasta Madonna lo recomienda! Cambiá: para descubrir por qué lo llaman “superalimento”, mezclar con jugos, licuados, ensaladas, yogurts. Conseguilo en www.puravidabuenosaires.com
 

 A contramano

Biorritmo pide calma. Las personas nos dividimos en dos: lechuzas y canarios. Unos viven de día. Otros, rebeldes con su reloj biológico, prefieren la noche. Ir a contramano tiene su costo.
Acordate: las vacaciones son el mejor momento para escuchar tu médico interior.
 

 Eléctrica

Cerebro en rojo. ¡Cuidalo! Ver tele o estar frente a la PC hasta tarde altera la producción de melatonina, y luego cuesta dormir. Por qué no…seguir el consejo del Feng Shui: sacar los equipos de las habitaciones. O desenchufarlos y cubrirlos con una manta durante la noche. Estar pasada de vueltas acelera el envejecimiento cerebral. En cambio, escuchar Mozart mejora tu coeficiente intelectual.
 

 Otra vez enferma

Higiene de vida. Así bautiza el francés David Servan-Schreiber en su exitoso libro Anticáncer su fórmula para volver a las fuentes. Porque según la OMS, el 85% de los cánceres hoy dependen del estilo de vida y del medioambiente. La propuesta: descansar 20 minutos diarios al sol. Así no estarás entre el 70% de la población con déficit en vitamina D.
 

 ¿Alterada?

Ira constante. ¿Sos una “enojada estratégica? “En lugar de hacerte cargo de tus acciones, te escudás en una posición de enfado que te termina victimizando”, explica Gustavo Bedrossian en Operación espiritual, típico de los que siempre llegan tarde y no soportan las críticas. Mejor vivir más despacio.
 

 Sin Pilas

Dieta alterada. Comer a cualquier hora genera cansancio y mucho hambre: todo por el efecto-hipoglucemia. Mejor…volver a las 6 comidas diarias. En pocas semanas, resultados a la vista.
 

 ¿Pálida?

Ecoterapia. Hacer actividades a cielo abierto permite que se libere mejor el cortisol, la hormona del estrés. La cromoterapia lo sabe: el color entra por los ojos y estimula las sensaciones. El verde aporta equilibrio y armonía y tonifica el corazón. Menos Shopping, más plantitas.
 

 Tu casa es un caos

Familia disfuncional. ¡Socorro! El conflicto es inevitable. Pero hay formas de mejorar la convivencia. S.O.S. Existen 5 reglas para pelear en familia, según aconseja Gastón Ieraci en En conflicto con mis hijos. Estas son: 1. Hablar a solas. 2. Discutir un tema a la vez. 3. Quemar la “libreta de cuentas” pendientes (“No nos convirtamos en arqueólogos desenterrando problemas del pasado”). 4. Jamás apuñalar la relación (no pegues donde más duele). 5. Usá la regla del eco (según cómo llames, te responderán).
 

 ¿Rutinaria?

Jugá. ¿Pensás que los varones juegan al fútbol sólo por hacer deporte?
Preparada, lista, ya: las actividades lúdicas potencian la creatividad, abren la mente. Enseñan a controlar las emociones, a motivarse, a relacionarse mejor. Y desarrollan el lado izquierdo del cerebro, que facilita la capacidad de ser felices.
 

 ¿Acelerada?

Gimnasia! “El estrés “malo” se recicla moviendo el cuerpo y poniendo la mente en blanco para descargar las frustraciones”, explica Daniel Tangona, entrenador físico. Seguir este orden: primero hacer bicicleta y cinta. Nivelan la frecuencia cardíaca, la presión arterial y la ansiedad.


Nota completa Revista Elle Nº 196 – Agosto 2010

 



(Daniel Tangona, (54911) 3639-1200)

 Cerrar esta ventana y continuar selección