Prensa   

   Clarín - Suplemento BUENAVIDA -  Septiembre 2010

 


 

  Cómo llegar a la primavera en línea


Cuáles son las disciplinas efectivas para bajar de peso, elongar, tonificar y prevenir enfermedades. Y una guía con las novedades en aparatología.

FITNESS
Gym para todos los objetivos

Pádel, Roller, Pilates, yoga, son sólo algunas de las actividades que marcaron un boom. Aparecen muchas tendencias donde los argentinos no tardan en depositar todas sus expectativas. Sin embargo, lo ideal es practicar el deporte más efectivo para cada uno, o el que ayude a lograr el objetivo personal: un descenso de peso, incrementar la flexibilidad o aumentar la fuerza muscular, entre otros.

Para el descenso de peso. Además de mantener un plan alimentario con calorías reducidas, hay que realizar actividades aeróbicas. “De acuerdo a las posibilidades físicas de cada uno hay que mantener un plan de caminatas, trote, bicicleta fija o móvil, elíptico, escalador. Pero esta actividad debe tener una intensidad moderada (de nada sirve agotarse en dos minutos). Y además, el tiempo y la frecuencia también son importantes: no menos de 40 minutos por sesión (ideal incrementarlo semanalmente) y no menos de 4-5 veces por semana”, afirma la doctora Patricia Sangenis, especialista en medicina del deporte.

Para modelar. “Recomiendo el baile, las clases de gimnasia localizada y alguna rutina de aparatos donde se fije como objetivo modelar alguna zona en particular del cuerpo. Pilates también es una buena opción”, aconseja la entrenadora Verónica Segreto.

Tonificar. “Para que los músculos se vean más fibrosos es fundamental el uso de aparatos con poca carga y altas repeticiones. De esa forma trabajamos sobre la fibra del músculo evitando hipertrofias”, explica Claudio Penna, profesor de Educación Física. Además hay actividades localizadas que incorporan elementos como tobilleras, mancuernas y bandas elásticas. Una diferencia entre el entrenamiento de hombres y mujeres es que a las mujeres les cuesta más que se les marque la musculatura ya que naturalmente el hombre tiene mayor masa muscular que la mujer (genéticamente preparada para la maternidad), y menor porcentaje de grasa corporal. Por lo tanto sus músculos se “marcan” más fácilmente. Por otra parte, la doctora Sangenis aclara que “es un mito creer que si se tiene una buena masa muscular y se deja de hacer ejercicio, ésta se transforma en grasa”.

Para elongar y estilizar los músculos. Conseguir una buena flexibilidad es un factor importante para mejorar la salud y rendir en el deporte. “Con articulaciones más flexibles las mismas se moverán con mayor amplitud y disminuirá las posibilidades de lesiones, además de provocar una mejor postura. Y por si fuera poco, mejora la circulación, reduce la presión y los latidos cardiacos, lo que ayuda a prevenir algunos sustos en el sistema cardiovascular”, explica el instructor Daniel Tangona. “Se debe elongar antes de la actividad para impedir que los músculos y las articulaciones, forzados de improviso, sufran tensiones, estiramientos o esguinces, y después para prevenir posibles dolores y rigideces musculares”, agrega la kinesióloga Verónica Tossi. Si no se trabaja, a partir de los 35/40 años en los hombres y 25/30 años en las mujeres, la flexibilidad se irá perdiendo”, explica la entrenadora Verónica Segreto. La frecuencia del entrenamiento ideal oscila entre 3 y 5 veces. Si no se sigue esta rutina, los músculos estarán rígidos, contraídos, consumirán más energía, se cansarán y eso repercutirá en el cuerpo.

En marcha
Entender qué actividad es más efectiva para cada uno será un trabajo que implica paciencia, registro y conocimiento personal, entendiendo qué beneficios trae cada una, qué limitaciones tiene para distintas edades y qué trabajo se prioriza.

Pero hay que tener en cuenta que los ejercicios no son los mismos para todos, ya que de acuerdo a la edad se pondrá más énfasis en la prevención cardiovascular, en evitar el aumento de la grasa abdominal o en prevenir la osteoporosis. “A partir de los 30 años hay una pérdida progresiva de masa muscular y el porcentaje de pérdida va aumentando con cada década de la vida”, resalta la doctora Sangenís. Por eso lo importante es elegir una actividad que se focalice en los objetivos que uno busca y que le resulte divertida o lúdico, ya que es esencial mantenerla en el tiempo.

Deportes integrales
La natación, el remo y el boxeo siempre fueron señalados como algunos de los deportes más completos. Son integrales porque involucran grandes grupos musculares tanto del tren superior, tronco y tren inferior, combinado con un trabajo aeróbico.

También Pilates es un sistema que no tiene límites y responde a objetivos variados ya que se adapta a distintas edades, patologías y trabaja sin aislar ninguna parte del cuerpo. “Este método es un sistema que utiliza distintos equipamientos (trapecio, chair, spine corrector, barrel, mat y reformer) y se complementa con las nuevas tendencias en fitness, y eso provoca que supere muchas expectativas”, afirma Gabriela Notti, de Pilates Sol.

Más allá de la actividad que cada uno elija, lo más importante es disfrutar del ejercicio. La gimnasia es el principal aliado para mejorar la calidad de vida, para disminuir el estrés y generar endorfinas que levanten el estado anímico y la autoestima. “No hay que tomarlo como una obligación ni como algo rutinario. Por eso recomiendo innovar y cambiar con frecuencia los planes, realizar las actividades al aire libre, en contacto con la naturaleza”, finaliza el entrenador Penna.
 
 



(Daniel Tangona, (54911) 3639-1200)

 Cerrar esta ventana y continuar selección