Golf      

Revista CARAS - Agosto 2004

 Cerrar esta ventana y continuar selección
 
MARTIN BARRANTES GANO UN TORNEO DE GOLF EN URUGUAY Y HABLO DE SU SITUACION MATRIMONIAL

El día del torneo, Barrantes amaneció a las seis de la mañana. A esa hora pasó a buscarlo por el “Conrad Resort & Casino” el entrenador físico Daniel Tangona (35). En su camioneta trataron de encontrar un lugar adecuado para las prácticas, coincidiendo en la elección de José Ignacio.


Los aplausos reunieron tanta sorpresa como admiración. El fin de semana pasado, Martín Barrantes (31) ganó la “Copa Conrad de Golf” que se jugó en Punta del Este. Una hazaña nada despreciable, si se tiene en cuenta que el polista y modelo comenzó a practicar ese deporte hace sólo seis meses. “Tomo clases con Dionisio Ríos, un destacadísimo jugador y profesor en el Pilar Golf Club.

Como sucedió con tantos hobbies que tengo en mi vida –el snowboard o la pesca con mosca- lo empecé más por curiosidad que por entusiasmo. Pero descubrí que es una actividad muy divertida y relajante”, declaró. Barrantes llegó a Punta del Este el viernes a la noche, en el avión privado de Cristiano Rattazzi. Junto a él otros argentinos que participaban del torneo, cenó en “Nativa” de Pan de Azúcar, a 50 kilómetros del balneario.

Ni el más audaz de los adivinos hubiera reconocido en ese hombre distendido y afable, a la persona más requerida por los periodistas en las últimas semanas. A partir de unas fotos que mostraban a su esposa, Carolina “Pampita” Ardohain (25), cenando en Chile junto al actor Marcelo Valenzuela (26), se tejieron todo tipo de especulaciones en torno a la continuidad del matrimonio.

Su bajo perfil se impuso a la voracidad mediática. En Uruguay admitió: “Caro no me acompañó a este evento porque viajó a Londres con Marley, el conductor de “Odisea”. No estamos separados pero prefiero no hablar más del tema. Después de tantas cosas horribles que se dijeron, nos merecemos un poco de paz”.

En una de sus playas, Barrantes corrió durante una hora y media sobre la arena y realizó 40 minutos de elongación. La actividad continuó en el gimnasio del hotel, donde cumplió una rutina con bandas elásticas que Tangona incorporó al entrenamiento de los golfistas. “Martín es un hombre genéticamente dotado para los deportes.

Tiene un cuerpo perfecto. Pero lo más importante es su mentalidad: es muy cerebral y tesonero”, afirmó el preparador físico. Al mediodía comenzó a disputarse el torneo, que ganó la pareja Martín Barrantes y Pablo Basualdo. Además del trofeo, cada uno recibió un boucher para un fin de semana en el Conrad. “Espero que con mi esposa tengamos tiempo de disfrutarlo. Con tantos viajes, a veces se complican nuestros proyectos”, concluyó.


Antes del torneo Barrantes entrenó con Daniel Tangona. Aprovechó el viaje para tomar distancia de los rumores sobre su separación.
 

Revista CARAS - Agosto 2004

 


 


 

(Daniel Tangona, (54911) 3639-1200)
 

Golf    


 Cerrar esta ventana y continuar selección

www.tangona.com