Prensa Fitness 

Diario Infobae - 5 de Abril 2006


IRON YOGA: RELAX Y ENTRENAMIENTO

Nueva tendencia para combatir el estrés, inclusive en la oficina

Nacida en los Estados Unidos, esta disciplina acaba de llegar a Buenos Aires para combinar posturas de yoga con carga de paso. La resistencia y flexibilidad son dos de sus principales beneficios.

Según los especialistas, realizar un entrenamiento físico potente y una actividad relajante es fundamental, tanto para mantenerse en forma como para liberar tensión. Sin embargo, la mayoría de los ejecutivos no dispone de tiempo para practicar diferentes disciplinas.

Por fortuna, existen alternativas que combinan los beneficios de la meditación y la gimnasia como el iron yoga, que acaba de llegar de los Estados Unidos de la mano del preparador físico Daniel Tangona, quien explica: “Esta práctica combina posturas de yoga con pesas en los tobillos y las muñecas, para realzar toda la potencia del cuerpo que no llegamos a usar con otras disciplinas”.
De este modo, con el transcurso de las clases se adquiere mayor fuerza, resistencia y flexibilidad, producto de un intenso trabajo sobre cada grupo muscular.


Virabhadrasana: El entrenamiento siempre debe iniciarse luego de precalentar con algunos ejercicios. Esta postura ayuda a mejorar el equilibrio, la fuerza del cuerpo y la vitalidad.



Uttanasana: Ideal para cuidar la salud, este ejercicio ayuda al buen funcionamiento del estómago, el hígado, el bazo y los riñones. Además, en las mujeres calma los dolores menstruales.




Trikonasana: Este ejercicio ayuda evitar los dolores en la zona lumbar, mejorar los síntomas de tortícolis y sirve para profundizar el equilibrio y la postura del cuerpo.



Adhomuka: Además de trabajar los músculos, esta postura fortalece la espalda y las piernas, relaja el cuello, ayuda a la circulación sanguínea y el buen funcionamiento del corazón.

“Los empresarios lo practican porque del yoga toman la buena postura y, para enfrentarse al mundo de los negocios, el equilibrio físico y emocional, la concentración y la relajación necesarios”, enumera Tangona sobre la técnica que se completa con el trabajo de sobrecarga.

Además, se puede practicar en la oficina durante unos treinta minutos casi sin transpirar y bajando los niveles de estrés en poco tiempo.

En cuanto a las contraindicaciones, sólo es necesario realizarse un chequeo antes de comenzar con las clases y evaluar la presión arterial, que sube cuando se trabaja con carga. Además, mantener alineada la columna en cada movimiento es importante, al igual que controlar las articulaciones, los ligamentos, tendones y músculos.

El costo de la clase puede variar entre 20 y 100 pesos, dependiendo de la duración y el lugar en donde se realice, y conviene cumplir una frecuencia de dos veces por semana al comienzo para –una vez que el cuerpo se habitúe al esfuerzo- agregar una clase más.
 








 

(Daniel Tangona, (54911) 3639-1200)

 Cerrar esta ventana y continuar selección
 

www.tangona.com