Prensa     

  Revista BRANDO  -  Junio 2014

 

 





 

Las doce claves para lograr el más eficiente entrenamiento.

El preparador físico Daniel Tangona nos cuenta las previsiones básicas para cualquier persona que quiera comenzar a realizar actividad física.

Por Mariano Casas Di Nardo ( @McasasDiNardo ) | Especial para ConexiónBrando


Todos soñamos con el cuerpo perfecto, que sea el deseo de las mujeres de nuestros sueños y la envidia de nuestros compañeros de trabajo. Y para ello existe solo una opción, entrenar correctamente. Olvidarse de las pastillas mágicas, de los aparatos que nos venden en la televisión a la madrugada y concientizarse en un plan adecuado que vaya con nuestro cuerpo, primero y tiempos, después. Daniel Tangona, uno de los entrenadores más calificados del país, nos tilda una a una, las claves para realizar un entrenamiento a prueba de riesgos y alcanzar así, nuestra plenitud física.

-"Antes de iniciarse en el alto entrenamiento como así también para realizar cualquiera actividad física, se requiere de un chequeo clínico. Es preferible perder horas de vida realizando estos engorrosos estudios, que perder la vida en cualquier actividad. Siempre puede haber algo que desconozcamos y que se active en el momento menos pensado".

-"Si la actividad se va a realizar durante la mañana, nunca ir en ayunas, sino siempre con algo liviano en el estómago. Y después de entrenar, sí o sí un desayuno completo. Existe un período ventana de dos horas para realizarlo, si no el día estará hipotecado por la debilidad".

-"Jamás iniciar una actividad sin entrar en calor. Nuestro corazón no entiende nada si se empieza de golpe. Tampoco nuestra presión arterial, ni los músculos, menos el cerebro. Siempre hay que comenzar de menor a mayor, con movimientos llevaderos para ir levantando temperatura de a poco. Entrenar es como hacer el amor, suave al principio y fuerte si se quiere después".

-"Estar atento a una correcta respiración. Lo ideal es inhalar aire por la nariz y exhalar por la boca cuando se hace el esfuerzo. Jamás se aguanta el aire en el momento de hacer el esfuerzo. Respirar mal levanta la presión arterial, haciendo que el corazón trabaje el doble".

-"La hidratación es fundamental a la hora de entrenar. Hay que tener presente que somos 80% de agua, por lo que hay que mantener ese promedio siempre vigente. Ingerir líquidos antes, durante y después de entrenar. En el caso de las bebidas isotónicas, nos ayudan a reponer los minerales expulsados a través del sudor".

-"El sexo es parte y condición vital de la vida. Nos relaja, baja nuestra presión arterial y nos deja en un estado zen importante, por lo que no es el estado ideal para entrenar. Es imprescindible evitarlo en las horas previas, ya que nos permitirá estar energizados y con piernas fuertes".

-"Los horarios de entrenamiento no son importantes en sí mismos. El entrenamiento debe realizarse cuando uno se sienta mejor, más fuerte y cuando las obligaciones laborales y sociales nos lo permitan. No hay nada que indique que deba ser a tal o cual hora. Cada uno de nosotros es un individuos único y distinto".

-"En los casos donde el entrenamiento sea un estilo de vida, los planes de nutrición sólo lo deben otorgar los médicos especializados y matriculados, nadie más. Hacer dietas por experiencias anteriores o ajenas es un grave error".

-"En caso de hacer un entrenamiento junto a un Personal Trainer, exigir que los pilares por donde se muevan sean los de "fuerza", "velocidad", "potencia", "elongación" y "equilibrio". Y en los casos en los que se sufra de "Diabetes", "Presión arterial", "Colesterol", "Estrés", "Escoliosis", "Pie plano", etcétera; nuestro médico de cabecera es el único que puede, junto a nuestro Trainer, organizar lo más adecuado sin correr riesgos".

-"El dolor es la única manera que tiene el cuerpo de indicar que algo está mal y que hay que parar. Escuchar al cuerpo en cada actividad es fundamental para evitar lesiones y complicaciones a futuro".

-"No obviar los entrenamientos de sobrecarga, ya que son los que nos permitirán movernos con más energía. Setecientos músculos son los que tenemos que fortalecer para el resto de nuestra vida, ya que son los que nos transportarán siempre, además de sostener doscientos sesenta huesos".

-"Entrenar de más es un grave error que cometen las personas que pretenden acelerar los tiempos. Como dice el refrán, "tiempo al tiempo". No hay que olvidar que el cuerpo crece y se pone lindo en el descanso".





 

 

 



(Daniel Tangona, (54911) 3639-1200)