Prensa Fitness   

Revista TENDENCIA - Diciembre 2005

ELONGACION
Claves y beneficios

SE TRATA DE UNA ACTIVIDAD A MENUDO MENOSPRECIADA, PERO FUNDAMENTAL PARA COMPLEMENTAR CUALQUIER TIPO DE ACTIVIDAD DEPORTIVA, EJERCICIO DE FUERZA O ENTRENAMIENTO FISICO.

UNA BUENA FLEXIBILIDAD ES IMPORTANTE PARA RENDIR MÁS EN CUALQUIER DEPORTE, DISMINUIR LA POSIBILIDAD DE LESIONES Y RETRASAR EL ENVEJECIMIENTO.


El cuerpo padece el sedentarismo, la falta de descanso, la mala alimentación y el estrés, procesos que aceleran el envejecimiento. El antídoto es la actividad física, es decir, el ejercicio aeróbico, la musculación y los deportes. Pero a menudo se deja de lado una fase de suma importancia, complementaria del entrenamiento: la elongación.

BENEFICIOS IGNORADOS
El preparador físico Daniel Tangona sostiene que el estiramiento brinda beneficios generalmente ignorados: mejor circulación sanguínea, descenso de presión arterial, mejoramiento de la postura, mayor capacidad motora y menores molestias musculares. “El entrenamiento de elongación –señala- suele ser menospreciado. Pero una buena flexibilidad es importante para rendir óptimamente en cualquier deporte, disminuir la probabilidad de lesiones y retrasar el envejecimiento”.

LA NUEVA FLEXIBILIDAD
Los factores que limitan la movilidad son la herencia genética, la edad, la falta de ejercicio, las posturas erróneas y los traumas debidos a accidentes. No obstante, gracias a la elongación es posible recuperar gran parte de la flexibilidad que el cuerpo pudo haber tenido, aún cuando el paso de los años la haya reducido.
Los ejercicios deben realizarse antes de cualquier actividad física para evitar que los músculos y las articulaciones, forzados de improviso, puedan sufrir torceduras o esguinces, y después para permitir que la musculatura, sometida a contracciones, se relaje. En el caso del ejercicio aeróbico es importante la elongación posterior con el fin de aumentar la amplitud del movimiento.

ESTIRAR Y CALENTAR
Estiramiento no es calentamiento. De hecho, elongar no es un buen modo de calentar. Es común ver personas que antes de correr estiran los gemelos (las pantorrillas), aún así, forzar la amplitud del movimiento cuando el músculo está frío puede provocar una lesión. El alargamiento siempre debe realizarse luego de haber calentado los músculos.
La elongación no siempre se practica de manera adecuada. A muchas personas que se acercan al ejercicio físico en la adultez les resulta difícil estimar sus limitaciones. Tangona afirma que “la amplitud de nuestras articulaciones tiene cierta limitación por predisposición genética, pero puede mejorar con el entrenamiento si se respetan los límites anatómicos. Exigirles a las articulaciones más de lo que pueden dar equivale a predisponerlas a sufrir traumas”.

SIN EXCESOS
Para que la elongación produzca beneficios, es preciso efectuarla de forma correcta, Se espira al adoptar la postura y se respira normalmente al mantenerla. Los expertos estiman el tiempo ideal de permanencia de 15 a 20 segundos.
El dato es clave: no hay que excederse. Una articulación demasiado móvil puede generar muchos más problemas que la falta de flexibilidad. Se busca ganar flexibilidad con el menor riesgo. Las amplitudes del movimiento extremas y las posturas de contorsión son de alto riesgo, pero un estiramiento suave, inteligente y bien guiado produce los beneficios esperados.

CONCLUSIONES
La elongación es una disciplina estática: la posición de estiramiento se mantiene durante un tiempo determinado. En cierto sentido se aproxima al yoga. De hecho, engloba la respiración, la relajación, la percepción del cuerpo, la armonía, con efectos benéficos en los distintos órganos y sistemas del organismo.
Tangona aconseja incorporarla en la vida diaria cuando aparece la tensión, el estrés o, simplemente, cuando una pasa mucho tiempo quieto. Realizar estiramientos y moverse con regularidad es bueno no sólo para el cuerpo, sino psicológicamente para nuestra percepción de él.

TECNICAS DIVERSAS
BALISTICO: Futbolistas, bailarines y gimnastas lo han adoptado durante años, poniendo a prueba el sistema muscular y óseo. Su práctica involucra oscilaciones y rebotes, lo que no es bueno para el músculo.
 PASIVO: Se realiza con la ayuda de un compañero. Es la modalidad ideal. Lo importante es hacerlo correctamente, de forma lenta y gradual. El compañero ejerce presión en la zona a elongar. La posición alcanzada se mantiene durante 10 segundos con los músculos en contracción isométrica (sin movimiento).
 ESTÁTICOS: Es la elongación más utilizada. Son posturas quietas mantenidas durante un tiempo breve para permitir un alargamiento gradual.
 F.N.P. (FACILITACION NEUROMUSCULAR PROPIOCEPTIVAS): Esta técnica, utilizada sobre todo por fisioterapeutas, puede garantizar una buena movilidad articular. Una vez alargado el músculo es necesario contraerlo en forma isométrica de 6 a 10 segundos aproximadamente. Y luego, alargarlo de nuevo en forma gradual y lenta.

CUANDO NO SE DEBE ELONGAR
1) Entre la primeras 24/ 72 horas siguientes a un traumatismo muscular o de los tendones.
2) Después de tensiones musculares y de ligamentos.
3) En caso de infección, inflamación o lesión de músculos y articulaciones.
4) En caso de dolor o incomodidad, suspender la práctica.
5) Si hay dolor punzante en la articulación.
6) Si hay osteoporosis confirmada o supuesta, la consulta con el médico especialista nunca está de más. El reposo y el hielo suelen ser las soluciones más sencillas para los casos citados.

 











 

(Daniel Tangona, (54911) 3639-1200)

 Cerrar esta ventana y continuar selección
 

www.tangona.com