NOTA     

 Revista Para Ti - 9 de Febrero 2007

 

La nueva dieta de La Prairie
 
El célebre spa suizo reformuló su dieta. Para Ti te da el nuevo Programa de Gestión de Peso: con 1.400 calorías diarias de un menú haute cuisine, te permite bajar más de 2 kilos semanales. Además, dos rutinas novedosas de gym por el personal trainer Daniel Tangona para llevar adelante el nuevo plan con todo éxito.

Programa de Gestión de Peso CLP. Así se llama el exclusivo plan de alimentación elaborado minuciosamente por el grupo de especialistas en nutrición y calidad de vida de la exclusiva clínica suiza La Prairie, que brinda sus tratamientos a orillas del lago Lemán, frente a los Alpes. Su esencia apuesta a la búsqueda de un equilibrio no sólo alimentario, sino también físico y mental. Con la premisa de que muchas personas comen para llenar vacíos emocionales, los nutricionistas de La Prairie reeducan al paciente en el arte de comer. La base de la dieta es un plan de alimentación que va desde las 1.000 hasta las 1.400 kcal/día, dependiendo del metabolismo, la composición corporal y la intensidad de los programas físicos.

ègym 1 PROBOd X

Te mostramos la nueva tendencia en gimnasia. El personal trainer Daniel Tangona nos presenta el Probod x –una técnica que fortalece todos los músculos- y el Iron Yoga –relajación y equilibrio pero con carga-. Para empezar, sólo necesitás un plato para estabilidad y equilibrio, una pelota y probo bells chicas (de 500 g a 2,5 kg).
 


1 Relajación postural.
En cuchillas, tomá la pelota con las manos, apoyándote con todo el cuerpo. Cuando estés bien alineada, deslízate hacia adelante hasta tocar el suelo con las manos (sin apoyar los codos). Este ejercicio sirve para relajar la zona púbica y lumbar. Mantenete en esta postura durante 2 minutos.
 
2. Cuádriceps y glúteos. Subite al plato y, cuando estés estable, flexioná la pierna derecha y levantá el brazo derecho sosteniendo la probo bell. Permanecé en esta postura 1 minuto. Luego alterná con la otra pierna y el otro brazo. Tres series con cada lado. 3. Espinales, espalda y brazos. Sobre el plato, flexioná una pierna, eliminando el peso del pie derecho directamente debajo de la cadera. Mantené las probo bells paralelas a tu cuerpo, con los brazos flexionados. Cuando encuentres el equilibrio, mantenete en esta posición de 30 segundos a 1 minuto. Hacé lo mismo con la otra pierna. Son tres series con cada lado.
 


4. Estiramiento de columna.
Arrodillate apoyando los empeines en el suelo. Extendé los brazos por encima de la cabeza y colocá las manos sobre la pelota, mirando hacia el suelo. Cuando estés relajada, deslizate hacia atrás y apoyá tus glúteos en los talones, acompañada por la pelota. No rebotes ni te hamaques. Mantenete en esta postura entre 30 segundos y 1 minuto, a menos que duela.
 


5. Expansión torácica.
Recostate sobre la pelota, con las piernas flexionadas y apoyando la espalda y la nuca. Sostené las probo bells con las manos sobre tu pecho. Una vez que estés en la posición correcta, empujá tus brazos y piernas hasta quedar totalmente extendida sobre la pelota. Mantené la postura entre 30 segundos y un minuto. Luego volvé a la posición inicial y repetí 3 veces.
 


6. Glúteos.
Parate sobre el plato mirando hacia adelante con las piernas separadas, en línea con el ancho de las caderas, con una probo bell sobre tu cabeza. Realizá sentadillas subiendo y bajando, manteniendo la postura erguida, sin perder la alineación con tu columna. Hacé 3 series de 10 a 20 repeticiones.
 


7. Brazos.
Sosteniendo una probo bell con ambas manos, recostate sobre la pelota permitiendo que la cabeza ruede un poco más atrás sobre el balón. Los hombros se abren ligeramente. Estirá los brazos sobre la cabeza con las palmas hacia ariiba. Bajá los brazos hacia el suelo, tan estirados como te sea posible. Repetí entre 10 y 20 veces, en 3 series.
 


8. Hombros.
Sentada sobre la bola, flexioná los brazos con los codos abiertos. Colocá las manos por encima de los hombros con las manos sosteniendo las probo bells. Levantá y bajá mientras tu entrenador ofrece resistencia. Hacé 3 series con 10 y 15 repeticiones.
 

ègym 2 IRON YOGA
 



1. Brazos.
Parate con las piernas separadas, estirando los brazos. Cuando estés en la posición correcta, subí un brazo lo más estirado que puedas, apuntando hacia el cielo, y bajá el otro brazo hasta tocar la rodilla. Mantenete en esta posición 30 segundos. Hacé 3 repeticiones con cada lado, intercalalas.
 


2. Estocadas.
Separá las piernas, una hacia adelante y la otra hacia atrás, y mantené los brazos en alto. Luego bajá flexionando la pierna de adelante (formando un ángulo de 90 grados) y estirando la de atrás. Mantenete en esta posición 30 segundos. Hacé 3 repeticiones, intercalando cada pierna.
 


3. Piernas.
Acostada sobre la colchoneta, subí la cadera y las piernas con los dedos de los pies mirando hacia el cielo. Para sostenerte, ayudate con los brazos. Cuando encuentres estabilidad, bajá suavemente una pierna, manteniendo la otra levantada. Hacé tres series e 15 repeticiones, alternando las piernas. Acordate de bajar y subir las piernas lentamente sin realizar movimientos bruscos.
 


4. Cuádriceps y glúteos.
Parate sobre la colchoneta con las piernas juntas y los brazos apuntando hacia el cielo. Luego bajá flexionando las piernas. Prestá especial atención a tus rodillas: deben seguir la línea de los pies. Mantené esta posición durante 30 segundos. Hacé 3 series.
 



5 Abdominales.
Recostate sobre la colchoneta y mantenete a 45 grados del suelo, con los brazos hacia adelante, las rodillas flexionadas y los pies en el suelo. Luego levantá las piernas lo más estiradas que puedas. Hacé 3 series de 10 repeticiones.
 

6. Glúteos y espalda.
Recostate sobre la colchoneta boca abajo con los codos en el suelo formando un ángulo de 90 grados. Luego, con los brazos en la misma posición, levantá el torso y la cola, manteniéndote en esa posición 15 segundos. Realizá 5 repeticiones. Tené en cuenta que la cola no debe sobresalir. No arquees la espalda.
 


7. Estiramiento.
Sentate sobre la colchoneta con las piernas juntas apuntando hacia adelante y con los brazos al costado del cuerpo. Luego estirá los brazos tratando de tocar con los dedos la punta de los pies. Mantenete en esta posición hasta que sientas que los glúteos, la zona lumbar, la pantorrilla y los brazos están elongados. Este es un punto fundamental en la actividad física; nunca lo omitas.
 




8. Elongación abdominal.
Recostada sobre la colchoneta y con los brazos a los costados formando una cruz, levantá las piernas. Luego, lentamente dejalas caer hacia un costado. Permanecé en esta posición durante 30 segundos. Repetí con la otra pierna. Hacé 3 series.







 



(Daniel Tangona, (54911) 3639-1200)

 Cerrar esta ventana y continuar selección
 

www.tangona.com