Prensa     

  Revista MASAJES  -  Agosto 2011

 

 


 




 

Respirar bien, para rendir mejor

La buena respiración es fundamental a la hora de hacer actividad física. Y aquí, los beneficios son de los más variados. En esta nota, los diferentes tipos de respiración en el deporte, y los secretos para que podamos realizar cada vez más trabajo con menos esfuerzo.

La respiración tiene que ver con la capacidad de ingresar aire a nuestro organismo y expulsar los residuos que no necesitamos. Pero por sobre todas las cosas, estamos ingresando el oxígeno que es vital para nuestra vida. ¿Qué sucede en el deporte?

Aquí, la importancia de una correcta respiración es fundamental. Y esto es así, debido a que gracias a ella se obtiene un rendimiento muy superior. ¿Cuáles son los dos tipos de respiración que existen en el deporte?

• Costal, o respiración torácica: involucra a los músculos intercostales externos, y se identifica por el movimiento del tórax que se mueve hacia arriba y afuera, y luego –al expirar-, hacia adentro y abajo.

• Diafragmática o abdominal: aquí realizamos un movimiento del abdomen que se encuentra conectado a las vértebras lumbares, las costillas inferiores, el esternón y el pericardio del corazón.

Consejos para los deportistas
Las técnicas respiratorias deben darse desde el inicio mismo de la práctica de un deporte. Y hay que saber que la respiración nunca debe generar un gasto de energía innecesario. ¿Qué tener en cuenta?

1. Lo más aconsejable es dejar ingresar la mayor cantidad de aire en el organismo, ya que de esa manera se consigue mantener relajados los órganos, consiguiendo buenos resultados para la circulación, el aparato digestivo y el nervioso.

2. Durante el descanso, la respiración es igual de importante que mientras se está en actividad. En estos períodos, es necesario llevar adelante una respiración lenta, profunda, manteniendo siempre el mismo ritmo y aplicando las dos técnicas de respiración anteriormente mencionadas.

3. Es importante saber que cuando el ejercicio es de baja intensidad, lo ideal es inspirar por la nariz. Sin embargo, a medida que aumenta la intensidad resulta necesario introducir aire por la boca (entra mucho más aire y resulta menos costoso).

4. ¿Un dato? Siempre que podamos, lo más interesante es introducir el aire por la nariz ya que así el aire se calienta y humedece, también se filtra al aire de polvo, polen y otras partículas extrañas, lo que reduce la irritación y el riesgo de infecciones.

 

 Beneficios asociados a una respiración correcta

1. Fisiológicos: las células reciben una mayor oxigenación, se queman mejor los restos tóxicos del organismo. Todos los órganos reciben aportes de oxígeno correctamente. Beneficia la circulación y especialmente a algunos órganos vitales (corazón, estómago…)

2. Peso: permite quemar mejor las grasas y propiciar la desaparición del exceso de grasa en el organismo.

3. Mejora la salud de los pulmones y el rendimiento de los deportistas.

4. Favorece la relajación y la concentración, eliminando la tensión muscular.

5. Mitiga los desórdenes, alteraciones o cambios de nuestra energía vital.

6. Propicia en general un cuerpo fuerte y sano.

7. La respiración es la metáfora de vida. Respirar es vivir.
 


ASESORAMIENTO:
Daniel Tangona
Entrenador Personal Profesional
Especializado en programas de entrenamiento personalizados
www.tangona.com
 



(Daniel Tangona, (54911) 3639-1200)