Prensa     

  Revista TENDENCIA  -  Marzo 2011

 


 







RECUPERÁ EL VIGOR

ABANDONAR EL SEDENTARISMO NO ES UNA TAREA SENCILLA, SOBRE TODO CUANDO LA INERCIA DE LAS VACACIONES SE CONFUNDE CON UNO DE LOS PEORES ENEMIGOS DE LA ACTIVIDAD FISICA, LA TEMIBLE PEREZA. SI TE SENTÍS IDENTIFICADO, EN ESTA NOTA VAS A ENCONTRAR ALGUNAS CLAVES PARA VOLVER AL CAMINO DE LA VIDA SANA. NO TE OLVIDES QUE DE UN BUEN ESTADO FÍSICO TAMBIÉN DEPENDERÁ TU PERFORMANCE AMOROSA. VOS DECIDÍS.

El verano ya fue. Aunque el calendario diga que le quedan unos días, las vacaciones terminaron hace un siglo y el año empieza de verdad. Menos horas de luz, más responsabilidades. Así que es el momento de tomar el 2011 por las astas y encararlo con todo. Preparemos mente y cuerpo para enfrentar los nuevos desafíos con vitalidad.
Hacer buena actividad física es sin dudas un camino para llenarnos de energía: mejorar la autoestima, la relación con los demás, y, sobre todo, optimizar la actividad sexual ya que al segregar una mayor cantidad de endorfinas, estimulan las hormonas del relax y el placer. O sea, trabajamos los músculos y mejoramos de manera integral.

“No existe más la división entre mente y cuerpo”, asegura el reconocido psiquiatra y psicoanalista José Abadi. “Pensar que la cabeza es algo llevado por el cuerpo no funciona más. Podemos decir que estamos completamente globalizados en mente y cuerpo, todo influye en todo”.
Es importante saber también que no hay edad límite para empezar a ejercitar, tu cuerpo o tu mente. No importa cuántos años tengas: “Es todo lo contrario, es imprescindible que el cuerpo se mueva”, afirma el personal trainer Daniel Tangona, aunque advierte: “Por supuesto, una persona de 50 años no puede entrenarse como una de 20”.

EMPEZÁ CON EL PIE DERECHO
¿Con qué disciplina empezar? “La mejor actividad para cada uno es aquella que se puede sostener en el tiempo”, explica la doctora Sandra Rossi, directora de Acumen, un centro de entrenamiento de alto rendimiento donde se ejercita no sólo el cuerpo, sino muy especialmente el cerebro. “Es muy importante estar a gusto con la actividad que se elige. Porque si no, nos encaminamos a abandonarla rápido”.
Es importante entender que el cerebro funciona mejor haciendo las cosas de a una. Con el famoso multitasking sólo logramos aumentar el margen de error y duplicar el tiempo que tardaríamos cumpliendo las tareas de a una. Hacer muchas cosas a la vez aumenta el estrés, lo que perjudica nuestra capacidad: mejor que optimizar el tiempo es optimizar la energía que disponemos.
“Es importante no tenerle miedo al estrés, pero sí buscar algo que lo equilibre. Un espacio para mí, esas cosas que muchas veces perdemos de vista…Si vamos a comer, que sea un momento de disfrute y no hacerlo apurado; si hacemos actividad física, concentrarnos en eso y no en todas las obligaciones que tenemos”, afirma la doctora Rossi.
Otro punto que no debemos olvidar es el descanso: no ganamos nada si nos sobrecargamos de ejercicios. “El cuerpo crece, se pone fuerte y se hace resistente en el reposo”, señala Tangona.
“En el caso de la actividad física, y no siendo atletas profesionales, es fundamental dejar un día intermedio antes de volver a cargar sobre el mismo grupo muscular”.

Conducí tu energía hacia la meta

¿ESTAS DECIDIDO A LOGRAR UN OBJETIVO ESTE AÑO? ¿TE PLANTASTE UN DESAFÍO Y LO QUERÉS CUMPLIR? AQUÍ DANIEL TANGONA TE APORTA ALGUNOS DATOS PARA ENCAMINARTE HACIA LA LÍNEA DE LLEGADA.

Nunca corrí pero quiero completar una prueba de 10 Km en setiembre
Lo primero es consultar a un médico cardiólogo deportólogo, para que cuentes con el apto médico para empezar a entrenar. Y después, sí o sí buscá un personal trainer especializado en esta disciplina, para que te dé las indicaciones.
Quiero bajar los 5 kilos de más que me traje del verano
Visitá a un médico nutricionista matriculado. No sigan consejos caseros ni de entrenadores, que no son nutricionistas y no deben dar dietas de descenso o aumento de peso.
Soy un corredor habitual, pero a fin de año quiero correr una maratón de 42 Km
Considerá que por más que corras habitualmente, se trata de un esfuerzo muy importante. Lo ideal es rodearse de un kinesiólogo, un traumatólogo, un cardiólogo, un psicólogo y un trainer, con experiencia en esta modalidad. Son entrenamientos de alta competencia, entonces corazón, músculos, huesos, ligamentos y tendones se verán sometidos a distintas situaciones de estrés, para las cuales no todos están preparados.


7 TIPS PARA NO ABANDONAR

1- Elegí un objetivo realista.
Convertite en un modelo que luce abdominales como si estuviesen tallados, no es algo posible para la mayoría de nosotros. Pero comprometerse a hacer actividad física todos los días lo es.

2- Mejor acompañado. La ayuda de un profesional siempre es positiva. Sea para una rutina de ejercicios o para una dieta adecuada. Y si lo que necesitás es no aburrirte, al menos buscá un amigo que comparta tus objetivos.

3- Evitá repetir fracasos. Si ya intentaste alcanzar una meta en años anteriores, y no lo lograste, esta vez buscá algo diferente. Con modificar un poco el objetivo, alcanza.

4
- Planteá metas intermedias. En lugar de tener un gran objetivo, mejor buscar mojones en el camino. Así, si no llegás al big end, al menos estarás satisfecho por todo lo que sí lograste.

5- Dale tiempo. No abandones enseguida porque no ves los resultados. Siempre toma tiempo adquirir un hábito, sea negativo o saludable. Y las soluciones mágicas no existen.

6- Armá tu estrategia. ¿Vas a una reunión de trabajo sin saber lo que vas a decir? ¿Te lanzás a un negocio sin un plan previo? Con la salud es lo mismo: planteá objetivos claros, e investigá cómo lograrlos.

7- Recompensate. Si alcanzás una de tus metas intermedias, te merecés un premio. Pero ojo: si el objetivo era bajar 3 kilos, no te regales un asado con vino y helado de postre. Que sea algo también saludable, como por ejemplo un buen masaje.


TRES RUTINAS PARA…

…el que quiere empezar.
Lo mejor para quienes nunca hacen actividad física y buscan dar sus primeros pasos, es hacerlo con ejercicios suaves. Puede ser caminar, nadar, prácticas de elongación, bicicleta o una rutina liviana de aparatos. Lo importante es no hacer nada que sea violento.

…el que no hizo nada en el verano
Si venías dándole duro durante el año, pero desde diciembre que no movés un dedo, tenés que recomenzar la actividad de manera paulatina. El cuerpo, al estar parado dos o tres meses, pierde sus condiciones. Desde ya que si es una persona que se entrena bien, tendrá el cuerpo más adaptado y podrá someterse a su rutina habitual más rápido.

…el que se entrenó mucho en verano pero ahora no tiene tanto tiempo
Si tuviste más tiempo de entrenarte, estarás en mejor condición y podrás cambiar por rutinas más fuertes, como cross fit, Boot Camp fit o bicicleta de montaña. Ese ejercicio adicional te abre la posibilidad de buscar nuevos desafíos.

(*) Asesoramiento del Instructor Daniel Tangona
Nota completa en: Revista Tendencia Nº 73
 



(Daniel Tangona, (54911) 3639-1200)

 Cerrar esta ventana y continuar selección