PRENSA     

  REVISTA LUZ - 10 de Septiembre 2006


>Belleza: fitness


  En FORMA, ya
 


Transpirar sí, pero de manera divertida y súper gratificante. Las disciplinas que apuntan a mantenernos delgadas y tonificadas se renuevan y echan mano a todo tipo de recursos. Música, step, pesas y elongación, los favoritos de los personal trainers.

La cuenta regresiva comenzó. El verano se acerca y la primavera ya está entre nosotras. Para lucir tu cuerpo sin inhibiciones durante los días de calor, existen diversos tipos de gym que no sólo sirven para verse bien físicamente; también ayudan a combatir el stress y a lograr bienestar anímico y emocional.

STEP BY STEP

Por la década del `60, el médico Kenneth Cooper introdujo el concepto de la gimnasia aeróbica, haciendo hincapié en la relación entre el ejercicio, la salud y la longevidad. Hoy en día, este tipo de actividad se afianzó masiva y popularmente, ya que combina danza, gestos deportivos y una práctica constante que pone en movimiento todo el esquema muscular y cardiorrespiratorio. Entre las clases que se desprendieron a partir de la revolución aeróbica se destaca el step. “Surgida en los ´90, es una técnica que se realiza en tarimas individuales. Si bien al comienzo las coreografías eran difíciles de seguir, actualmente se introdujeron nuevas formas precoreografiadas y de intervalo que hicieron que las clases sean más dinámicas y sencillas. Además tiene una música acorde con la actividad de subir y bajar de la tarima, lo que las hace más fáciles de continuar”, explica la profesora Gabriela Retamar, directora técnica de Body Systems Latin America.

Para estar bien físicamente, “es recomendable hacer step una hora, de tres a cinco veces por la semana. De esta manera, se logra un buen estímulo y un descanso adecuado de los músculos, que ayudan alcanzar los resultados deseados a mediano plazo”, detalla Retamar.

Cualquier persona, desde adolescentes hasta adultos y mayores, pueden practicar esta actividad, siempre y cuando hayan cumplido con el control médico correspondiente.

> “La gym aeróbica combina danza, gestos deportivos y una práctica que pone en movimientos todo el esquema muscular y cardiorrespiratorio”.


UN, DOS, UN, DOS…

Piernas torneadas, panza chata, brazos tonificados y cola firme son el cuadrilátero soñado que deseamos todas las mujeres. El problema es que, a medida que pasan los años, la musculatura va perdiendo tonicidad. Por suerte, hay una manera de recuperarla: a través del trabajo con sobrecarga, pesas o máquinas. Las ventajas de este tipo de actividad son múltiples, porque no sólo ayudan a fortalecer esas partes que tienden a caerse. “También mejoran la postura, fortalecen los ligamentos y los tendones, combaten la osteoporosis, ayudan a mantener nuestro peso bajo y colaboran con la desaparición de los dolores articulares, al ser más fuertes nuestros músculos”, dice el personal trainer Daniel Tangona.

A la hora de subir y bajar pesas, hay que tener un poco de paciencia porque recién a los seis meses se comienza a notar cambios a nivel físico. “Y entre el primero y segundo año estos cambios se convierten en sustanciales y duraderos. Para ello, la actividad tiene que realizarse, como mínimo, tres veces por semana. Y si uno busca algo más exigido, lo aconsejable es cinco veces con cambio de rutina y trabajo dividido. Eso sí, a la hora de ponerse en marcha, hay que ir de a poco y no querer realizar todo en un día porque el cuerpo tiene su período de adaptación. También es importante elegir instructores idóneos y especializados en el tema”, concluye Tangona.


ANTES DE EMPEZAR

>Consultar al médico para que realice una evaluación del estado físico general.
>Pedir un certificado de aptitud física.
>Hacer un análisis de sangre y un test de esfuerzo.
>Controlar periódicamente la presión arterial.
>Realizar las actividades físicas en gimnasios correctamente habilitados.
>Ala hora de elegir un personal trainer, pedir el currículo vital con el fin de que sea un profesional entrenado y actualizado respecto de las novedades del fitness.


A ESTIRAR

Entre las disciplinas de elongación más practicadas en la actualidad se encuentra el stretching, que permite estirar todas las partes del cuerpo en forma progresiva y planificada. “Se trata de secuencias de ejercicios donde se trabajan los grandes grupos musculares, como cuadriceps, dorsales, pectorales, isquiotibiales y abdominales. Luego de ello, se comienzan a elongar los grupos pequeños, entre los que se encuentran los gemelos, los antebrazos, el cuello, los bíceps y los tríceps. Este tipo de actividad es recomendable para sostener la musculatura libre de contracturas y evitar lesiones”, explica el personal trainer Pablo Benadiva.

“Como todo ejercicio físico, es necesario practicarlo dos veces por semana, y un ideal de tres, para sentirnos mejor. Pero recién después del mes y medio vamos a notar grandes cambios”, agrega la profesora Mariela Latino. Con el stretching se realiza un trabajo muscular intenso, por lo cual es necesario hacer siempre una buena entrada en calor. Y además, es una actividad que funciona como el complemento ideal de cualquier deporte porque los músculos rígidos y sin elasticidad recuperan la flexibilidad mediante los ejercicios de estiramiento, haciendo que las personas se sientan más recuperadas y cargadas de energía para mejorar su calidad de vida.

> “Con el stretching se realiza un trabajo muscular intenso, por lo cual es necesario hacer siempre una buena entrada en calor”.

¡EL MENEADITO!

El baile hace cada vez más furor en todos los gimnasios del mundo. Latino, brasilero, aerodance, hip hop, reggaetón, salsa y merengue son algunas de las variedades que engloba esta disciplina. “Lo que diferencia a cada uno de estos ritmos es el estilo de la música, sus pasos básicos y su forma de bailarlo. En el latino hay mucho movimiento de hombros, caderas y torso, mientras en el hip hop se utilizan bastantes combinaciones de brazos y piernas, con movimientos más cortados o duros. En aero dance hay una mezcla de danza jazz, con latino y otras técnicas.

Por su parte, el reggaeton, tan de moda en este último tiempo, es un baile muy contagioso porque tiene muchísima energía, y fusiona diferentes ritmos que van desde hip hop, el latino y la salsa hasta el afro”, sostiene Romina Samelnik, profesora especializada en ritmos. “En estas clases se queman calorías, porque son ciento por ciento aeróbicas. Pero si se quiere bajar de peso, debería concurrir tres veces por semana.

El baile también mejora la coordinación, la memoria, el corazón y la mente, porque durante una hora el alumno se olvida de todo tipo de preocupación. Y, al tratarse de una actividad sin alto impacto, puede ir cualquier persona ya que no existen movimientos bruscos que puedan generar lesiones. Además, se trabaja con una intensidad media que se gradúa según cada caso, y eso hace que todos puedan bailar, sólo es cuestión de dejar de lado la timidez”, agrega Samelnik.

Sin dudas, el abanico de actividades físicas que ayudan a abandonar ese estilo de vida sedentario, a combatir es stress y a lograr el cuerpo soñado, es muy amplio. Sólo basta elegir la disciplina que más se adapta a nuestros gustos y, después, ¡a moverse!.

 

















(Daniel Tangona, (54911) 3639-1200)

 Cerrar esta ventana y continuar selección
 

www.tangona.com