Prensa     

  Revista PARA TI  -  Febrero 2011

 


 



 

ACTIVA TU CORAZON
POR DANIEL TANGONA (*)

Descubrir que, tras las vacaciones, subimos de peso es una experiencia bastante frecuente… y frustrante. La mayoría de la gente cuando se toma vacaciones lo hace en todos los aspectos de su vida. En enero y febrero se come mal (a deshora y en cantidades abundantes) y hay falta de movimiento. Cuanto menos te movés, más es el abandono en el que cae tu cuerpo: no sólo vas perdiendo energía, sino que vas sumando patologías. Además, entrás en un círculo vicioso: te sentís mal con vos misma por el aumento de peso, te enojás y, al estar enojada, te abandonás aún más.

Una buena alimentación debe ir acompañada de ejercicio físico acorde a la edad y situación biológica de cada persona. Pero, antes de ponerte en marcha, lo primero que tenés que hacer es someterte a un chequeo médico clínico para ver cómo está tu presión, la glucosa y el colesterol.

¿Qué actividad elegir para acompañar un plan de nutrición?
Aquella que suponga trabajo aeróbico y te permita gastar como mínimo 300 calorías por día o 2.500 por semana, tal como indica la Clínica Mayo de los EE.UU. Caminar o andar en bicicleta son alternativas. También podés probar con salsa, merengue o reggaeton. Estos ritmos no sólo favorecen el aparato cardiovascular, sino que permiten conectarte con tu cuerpo. Ponete en marcha sin excusas: tu cuerpo es el único que tenés y no podés ser complaciente.

(*) Instructor y personal trainer.

Nota completa en Revista Para Ti Nº 4621 – Suplemento Método Ravenna – DIETAS POST VACACIONES
 



(Daniel Tangona, (54911) 3639-1200)

 Cerrar esta ventana y continuar selección