Fitness   

Revista Para Tí 16 de Abril 1999


 Cerrar esta ventana y continuar selección
 

Box
NUEVAS ALTERNATIVAS PARA MUJERES A PARTIR DE UN DEPORTE QUE FUE COSA DE HOMBRES

Las mujeres –todas- sabemos que el camino para lograr un cuerpo escultural es la actividad física. Esto no significa dejar la vida en un gimnasio, sino pensar –y obviamente practicar- una rutina que contemple ciertas condiciones. Esto es, un trabajo efectivo, con cierta continuidad y un mínimo de una hora por vez. Muchas consideran que hacer ejercicio es un martirio. Otras se engañan acusando largas caminatas mirando vidrieras dando por sentada su cuota de actividad física semanal. Pero también están las que hacen un trabajo conciente y dedicado que reditúa en un cuerpo “trabajado”.

La actividad física para que sea efectiva debe elevar las pulsaciones de cierta manera –dentro de un límite- para que el cuerpo la registre, porque de lo contrario es lo mismo que no hacer nada.

En cuanto a las propuestas, hay miles, pero siempre hay alguna que se destaca. En los ochenta era el aerobic, luego vino el step y hasta hace muy poco era la caminata. Ahora las mujeres estamos necesitando otra cosa, y tal vez por eso, cada vez somos más las que nos animamos a incursionar en el box. Este deporte, que hace un tiempo era patrimonio exclusivo de los hombres, traspasó los límites del cuadrilátero para presentarse -en distintas formas- como alternativa en muchísimos gimnasios.

¿El motivo? La mayoría de los profesores de gimnasia coincide en que las mujeres necesitan hacer una actividad más agresiva, que les permita no sólo endurecer los músculos y bajar de peso, sino fundamentalmente descargar tensiones. Dedicar tres horas semanales a pegarle a un saco de arena es una de las fantasías más recurrentes entre las mujeres. El entrenador personal Daniel Tangona, con años de experiencia en el tema, comenta que “es impresionante el efecto que producen los guantes. Al principio todas se sienten intimidadas pero cuando empiezan a tomar confianza ellas mismas se sorprenden de su fuerza y su vitalidad”

Distintas alternativas
Con el Aero Jump, Tangona, focaliza en el salto a la soga, con distintas coreografías para trabajar todo el cuerpo. Mientras que con el Taebo, se combinan técnicas de taekwondo y box, y es ideal para trabajar los glúteos. En el aerobox no hay patadas.

Adictos al bienestar
Aunque todos recomiendan empezar por dos horas semanales, la realidad demuestra que el box –en todas sus variantes- es adictivo. Porque la sensación de bienestar es tal que al poco tiempo de empezar, todas las mujeres se las ingenian para ir más veces al gimnasio. “Las mujeres están empezando a tomar conciencia de lo importante que es cuidar al cuerpo (especialmente a partir de los treinta)” –concluye Tangona-, cada vez son más exigentes con sus rutinas, porque quieren verse y sentirse bien”. Salud y bienestar y cuerpo en forma. Conceptos que sintetizan el fitness de fin de siglo. Con el box, el resultado está asegurado.







Ejercicio quemacalorías

En una hora se queman entre 400 y 600 calorçias. Si se hace con precaución no hay riesgo de lesiones. Pero para proteger las articulaciones, especialmente las muñecas, lo mejor es venadrlas antes de colocar los guantes. Y después, lo de siempre: dedicación y disciplina. Unica fórmula para hacer un trabajo metódico y con resultados reales.
 

(Daniel Tangona, (54911) 3639-1200)
 

Fitness   


 Cerrar esta ventana y continuar selección

www.tangona.com