Prensa y fotos   

REVISTA LUZ - Enero de 2005


 Cerrar esta ventana y continuar selección
 

Belleza: panza


Dieta y ejercicios localizados sigue siendo la dupla imbatible para lograr un abdomen extra chato. En esta nota la opinión de expertos personal trainers, sus consejos y también una guía de los productos modeladores que hay en el mercado para lograr un tratamiento verdaderamente integral.

Aunque nuestro look sea más recatado y no tengamos ni la menor intención de mostrar la panza, a todas nos molesta por igual un abdomen abultado. Con el calor, sin duda, lo mucho o poco que se haya hecho durante el año se notará sin remedio. Todo dependerá del equilibrio que se logre al combinar nutrición, entrenamiento físico y, porqué no, tratamientos estéticos.

 

EN MARCHA
En principio, es importante romper con el mito de que un abdomen perfecto, chato, digno de una top, sólo se logra haciendo abdominales. Este ejercicio, que es de gran eficacia para endurecer los músculos de esta zona del cuerpo, sólo sirve cuando se lo combina con un trabajo de tipo aeróbico como correr, nadar, andar en bicicleta o caminar a paso rápido. “El entrenamiento aeróbico permite quemar las grasas. Cuando hacemos abdominales no estamos quemando lípidos, sino tonificando el músculo abdominal. Por eso, para reducir y tener buen tono en la zona de la panza, lo ideal es combinar un entrenamiento de tipo aeróbico con uno localizado”, explica el personal trainer Daniel Tangona.

Tampoco es necesario hacer una gran cantidad de repeticiones y todas de una vez. Los beneficios del entrenamiento son acumulativos, y se logra el mismo resultado haciendo cien abdominales en un determinado momento, que dividiéndolos en tres sesiones de treinta repartidas a lo largo del día.
 





 

 

(Daniel Tangona, (54911) 3639-1200)
 

Prensa y Fotos   


 Cerrar esta ventana y continuar selección

www.tangona.com