Prensa     

  Diario INFOBAE DIGITAL – Noviembre 2010

 



 

Entrenamiento funcional, la práctica del futuro

Por localsalud – November 18, 2010 Posteado en: Fitness, Nota Destacada - Home
Poleas, mancuernas, pelotas medicinales, bandas elásticas, colchonetas y steps, entre otros muchos elementos, integran una clase de la disciplina que revolucionó el fitness. Un personal trainer dijo a Infobae.com que, además de entrenamiento, promueve “un bienestar total”.



Por Valeria Chavez

Si algo proliferó en los últimos años son diferentes tipos de entrenamiento, que tienen por único objetivo poner el cuerpo en forma.

En ese contexto, el Entrenamiento Funcional (EF) “es una modalidad de entrenamiento físico centrada en ejercicios que imitan los movimientos y trabajos físicos reales realizados en la vida cotidiana, laboral o deportiva, de acuerdo a las necesidades específicas de cada persona, utilizando ejercicios con el propio peso corporal”.
 

Así lo explicó a Infobae.com el personal trainer Daniel Tangona, quien destacó que “si el EF se utiliza con seguridad y correctamente, puede ayudar a un individuo no solamente a mejorar su funcionamiento en los movimientos diarios y/o deportivos, sino también desarrolla su bienestar total”.

El entrenamiento funcional surgió originalmente de las técnicas utilizadas por los médicos especialistas en rehabilitación, luego de lesiones y cirugías, quienes diseñaron ejercicios que imitan las características de los movimientos que el paciente necesita para poder volver a realizar en su vida habitual, su casa, su trabajo, en el deporte que practica, etc.

Bien sabido es que el ser humano necesita moverse y desplazarse para interactuar con otros seres humanos y con el medio ambiente.

Pero –detalló Tangona- “esta interacción tiene una característica de gran importancia: el ser humano se mueve gracias a patrones de movimiento y no gracias a sus músculos o sus articulaciones”.

“Es decir el sistema del ser humano entiende que debe dar un paso o empujar algo para quitarlo del camino, o que debe saltar para pasar un obstáculo y no entiende o más bien dicho, no funciona, por medio de flexiones de codo, extensiones de hombro o abducciones de hombro en algún plano”, ejemplificó el entrenador, quien subrayó que “si el trabajo funcional se ejecuta correctamente, la fuerza ganada en ejercicios funcionales debe transferir más fuerza directa a las actividades verdaderas de la vida”.

Así, por ejemplo, si una persona desea mejorar sus capacidades de subir las escaleras con mayor facilidad y menos malestar, debe realizar trabajos que involucren la cadena que impliquen esta acción, como alcances anteriores flexionando las piernas (cuclillas hacia adelante) o paso-sube (banco), con el objetivo de entrenar los músculos que se necesita para subir las escaleras copiar el gesto de la vida cotidiana en el entrenamiento.

“Llegamos entonces al primer punto básico del entrenamiento funcional: el ser humano se mueve con patrones de movimientos que son usualmente multi articulares y multi-planares, por lo que debemos entrenarlo de esa manera, para que esto se pueda realizar con éxito, el cliente debe estar medianamente entrenado”, especificó Tangona.

El EF transfiere la fuerza con éxito a las actividades diarias, dado que se trabaja en todos los planos de movimientos, con lo cual el desempeño es mayor y en consecuencia su resultado.

“El EF –prosiguió Tangona - estimula la flexibilidad dinámica a través de varios factores: coordinación, equilibrio, trabajos metabólicos, fuerza funcional, trabajos concéntricos, excéntricos, e isométricos. Fuerza, potencia, velocidad por demás completo”.

Para los ejercicios propios del entrenamiento funcional se utilizan varios accesorios, entre ellos poleas, mancuernas de distintos pesos, pelotas medicinales, balones de estabilidad, bandas elásticas, conos de entrenamiento, trampolines, colchonetas, steps, TRX, gomas, troncos, sogas, cintas, bicicletas, etc. Todos elementos que la naturaleza provee.

“Sin lugar a duda es el entrenamiento del futuro”, sintetizó Tangona, quien destacó que “las Universidades y gimnasios, están incorporando sectores específicos para entrenar el EF, dada la cantidad de adeptos que tiene”.

A modo de conclusión, Tangona resaltó que “el EF ofrece a los clientes una manera práctica de mejorar sus capacidades con seguridad, incrementando con eficacia y eficientemente actividades de la vida cotidiana y deportivas a todas las edades”.

 



(Daniel Tangona, (54911) 3639-1200)

 Cerrar esta ventana y continuar selección