Prensa y fotos   

Diario EL PAIS - 20 de Febrero 1994


 Cerrar esta ventana y continuar selección
 

DANIEL TANGONA: ENTRENADOR FAVORITO DE LOS EJECUTIVOS Y LAS MODELOS TOP

“¡No lo puedo creer! Era la BBC de Londres para confirmarme que vienen a filmar un documental sobre fitness en Zorba”. Deja el inalámbrico en un rincón, consulta un dato en la agenda, se instala a caballo sobre una silla y reanuda el rito del mate. “No me vengan con high tea, yo me muero sin el mate”.

Así se repone de la impresión que le produjo la llamada desde Londres y la noticia de que su clase diaria de gimnasia en el parador Zorba ha sido la elegida entre varias candidatas, a pesar de la distancia que separa al Reino Unido de Punta del Este. De la notoriedad de Daniel Tangona (36) como entrenador físico dan prueba, desde diciembre hasta marzo los alumnos de ambos sexos y con edades que van desde los 10 hasta los 70 años, que lo siguen con fidelidad desde hace seis años. Ese grupo de las 11 de la mañana no es el único; por la tarde, dos veces a la semana, se traslada hasta “La Fontana” y le da clases a las modelos de Pancho Dotto, en la estancia que el manager y propietario de la agencia alquiló para quince de las chicas este verano.

-¿Prefiere trabajar con modelos top o con gente corriente?
-Vivo de los dos públicos. Hace ocho años le daba clases a modelos que no eran top en Buenos Aires y el año pasado me contrató Pancho Dotto. Lo que pasa es que la prensa le da más difusión a las modelos y le parece menos importante la gente común que se cuida a los 60 años. Yo en cambio encuentro que esa gente común es fantástica por lo concientizada que está, a pesar de ser gente grande, de que la gimnasia equivale a salud física y mental. Porque la gimnasia es también una terapia.

EJECUTIVOS TEMPRANEROS

-¿Cómo es su actividad en Buenos Aires? ¿Trabaja mayoritariamente como entrenador privado de altos ejecutivos o en clases colectivas en gimnasios?
-Trabajo desde las 6:45 de la mañana hasta las 11 de la noche. Con los ejecutivos lo hago en forma particular: voy a domicilio con mi camioneta en la que llevo el equipo, aunque ellos por lo general tienen su propio equipo en casa, y trabajamos o vamos a correr por Palermo si tienen ganas.

-¿Y en gimnasios?

-Representan la mitad de mi actividad y además los gimnasios son una buena vidriera. En ellos manejo grupos de cuarenta o cincuenta personas pero con tratamiento totalmente individual. Los dirijo, los vigilo, los corrijo y estoy pendiente de que no se lastimen. Y tengo el orgullo de decir que nunca se me ha lastimado un alumno. En cuanto a los alumnos particulares ninguno toma clases conmigo sin hacerse antes un chequeo. De otra forma no los acepto, porque puedo ganar un alumno a riesgo de que se pierda una vida humana.

-El éxito que tiene en su profesión es evidente. ¿Le agrega algún ingrediente a su capacidad como entrenador físico?

-Yo trasmito mucha potencia y mucha energía desde que pongo el cassette y se empieza a oir la música. La idea es contagiar esa polenta y esa energía para que la gente salga contenta. Si querés tener éxito no podés ir donde la gente va a distenderse a tirar mala onda o a creerte un Dios. Yo no soy más que un empleado de mis alumnos.

“DE PLATA NO HABLO”

-Se supone que ser entrenador personal de ejecutivos importantes es muy redituable.
-De plata no hablo, se gana para vivir decentemente.

-¿Qué hizo antes de dedicarse a la gimnasia?

-De todo. Hasta que hace unos diez años dije basta y convertí al baño de mi departamento en vestuario, a la cocina en oficina y al living en gimnasio. Hasta hoy no he parado.

-Ahora viene la BBC a filmarlo. Es síntoma de que la imagen del cuerpo, del Fitness, no decae.

-La actividad física sigue en constante aumento, es impresionante. Aquí no hay más que dar vuelta a la Punta, a cualquier hora del día, para constatarlo. Pero lo importante es hacer ejercicio con continuidad. Ojo con los deportistas de fin de semana que entre semana se amasijan, eso puede ser peligroso.

-¿Cuál es su fórmula para tener un físico equilibrado?

-Mucha conducta, comer bien, tomar tres litros de agua por día y dedicar una hora a la actividad física. Hay que hacer gimnasia todos los días para lubricar las articulaciones y no perder el tono muscular.
 

 

 Daniel Tangona, entrenador personal.
 

(Daniel Tangona, (54911) 3639-1200)
 

Prensa y Fotos   


 Cerrar esta ventana y continuar selección

www.tangona.com