Prensa     

  Revista MAÑANA BEACH – Enero 2010

 



DANIEL TANGONA:
La clave es no aburrirse

La mayoría cree que lo más importante es “empezar” el gimnasio, sin embargo para que beneficie nuestra salud, es necesario tener constancia y no abandonar la actividad. En esta nota, el prestigioso entrenador nos cuenta sobre el Boot Camp, la disciplina que está haciendo furor.
Por Daniel Tangona, Personal Trainer.

Una de las preguntas que más me hace la gente, cada vez que voy a un programa de Tv o cuando me cruzan por la calle, es ¿Cuál es el secreto para no abandonar el gimnasio?
Por supuesto no hay muchos factores que entran en juego pero la clave es no aburrirse. En otras palabras, si no logramos disfrutar y pasarla bien mientras entrenamos, no hay muchas posibilidades de seguir mucho tiempo más.

Según algunas estimaciones, el tiempo de permanencia promedio en un gimnasio es de tres meses. Al principio, se transita una etapa de euforia, donde el gimnasio es la salvación para todos los problemas, después, viene una etapa de acostumbramiento, y por último, aparecen las señales de la deserción: “tengo fiaca”, “el gimnasio no me gusta”, “La música está muy fuerte o muy baja”, hasta que se abandona.



Esa fue una de las razones que nos llevó el año pasado a re-lanzar en Argentina el Boot Camp, una nueva tendencia en fitness que está basada en el entrenamiento militar pero adaptado para civiles.
Junto con mi amigo, el profesor Guillermo Migone, nos propusimos difundir esta nueva disciplina, que ya habíamos lanzado hace cinco años pero con menos fuerza, y fue un verdadero éxito.

Muchos ya lo conocían porque lo habían visto en la serie Desperate Housewives. Otros al principio se mostraron reacios, pero enseguida se entusiasmaron. En primer lugar porque los resultados se comprueban en poco tiempo: se puede adelgazar entre 500 gramos y un kilo por semana, reducir desde 2,5 hasta 15 cm de contorno corporal, mejorar el sistema inmunológico, aumentar la fuerza y la resistencia entre un 25% hasta un 100%, y solucionar problemas de ansiedad y trastornos del sueño.

Con circuitos pre-establecidos, el entrenamiento incluye situaciones con distintas exigencias, saltos, fuerza de brazos, sprint, fuerza de piernas, trepar árboles, carrera con obstáculos, cortar leña con hachas, escalar con sogas de distintas dificultades, correr por el barro o el agua, trabajos de elongación, entre otros.
Esta disciplina no sólo la practican mujeres: cada vez son más las empresas que contratan servicios de “boot camp” para sus ejecutivos, con el propósito de formarlos en su carácter y toma de decisiones. El Boot Camp pone a prueba la personalidad, el espíritu de superación, la actitud para aceptar órdenes bajo situaciones especiales y no dejarse vencer por los posibles obstáculos que se presentan. Al finalizar esta experiencia, se forja un temperamento especial ante situaciones delicadas.
De esto se trata la actividad física. De fortalecer no solo nuestros músculos, sino nuestra autoestima, la salud y las ganas de superarnos.


Boot Camp en el Conrad
Durante el mes de enero, los martes, jueves y sábados a las 11, se puede participar de las clases abiertas de aeróbics y boot camp, de Daniel Tangona, en el Hotel Conrad.


 



(Daniel Tangona, (54911) 3639-1200)

 Cerrar esta ventana y continuar selección