Prensa y fotos   

Revista FLASH - 22 de Abril de 1994


 Cerrar esta ventana y continuar selección
 
EL HOMBRE QUE MODELA EL CUERPO DE LAS “TOP”

Los hijos que toman la vocación que los padres no llegaron a desarrollar totalmente pueden alcanzar posiciones de liderazgo que sus progenitores no llegaron a imaginar. Es el caso del entrenador físico Daniel Tangona, hoy convertido en el preparador de las modelos top, los agentes de bolsa y los grandes empresarios. Hijo del fisicoculturista que actuaba en el grupo de Martín Karadagian, con el nombre de Momia, Tangona tiene un gimnasio móvil, con todas las máquinas y los elementos imaginados, con el que va a la casa de sus alumnos, los lleva al parque y los somete a su disciplina, rigurosa, moderna y racional.

Popularizado en las temporadas de Punta del Este, donde reúne jet-set en populosas clases, Tangona es un estudioso del movimiento y de todas las disciplinas necesarias para generarlo. Desde chico hizo pesas, experimentó con las máquinas, con las distintas corrientes de gimnasia y puso su gimnasio en el living de su casa; hasta que los pedidos de los alumnos lo llevaron al entrenamiento individual, con demandas específicas y disímiles.

Los requerimientos de Carolina Peleritti son distintos a los de Elizabeth Márquez, Carola del Bianco y Charly Alberti; también difieren de los de los presidentes de empresas líderes a los que asiste físicamente Tangona. Todos tienen la común necesidad de disponer de sus cuerpos funcionando en plenitud para lucirlos en la pasarela, decidir por millones de dólares en un minuto o interpretar papeles con plasticidad.

Nos explica el entrenador:

-Mis alumnos tienen grandes exigencias, y la presión del estrés es permanente. Cada uno necesita un ritmo para ponerse a punto, estar sano y bien, y trabajar a largo plazo por su salud. Todos ellos saben que la hora que dedican a la clase es un depósito a largo plazo en la cuenta de su salud. He estudiado las distintas corrientes de trabajo corporal, me capacité aquí y sigo haciéndolo viajando al exterior; probé los efectos de muchas disciplinas, combinándolos y alternándolos hasta elaborar un sistema completo. El cuerpo y el estado emocional del alumno en ese momento determinarán la disciplina que elegiré para hacer cada clase. Algunas chicas llegan muy estresadas y les hago hacer tres rounds de putching ball, para continuar con gimnasia aeróbica, localizada, bicicleta o estiramiento; en función de la necesidad.

 MUCHO RIGOR

-Su trabajo está lejos de complacencia muscular.
-Soy riguroso y respetuoso de la fisiología. Un trabajo aeróbico insuficiente no es sinónimo de respeto. Exigiendo al músculo siempre responde, y cuando nota los beneficios los multiplica esforzándose. La cinta, los saltos, la bicicleta y los aparatos son estímulos que hacen funcionar al cuerpo en otro sentido, en otro tono, despertando sensaciones y grabando estados que antes no se percibían. Una persona estresada, por ejemplo, no debe salir a correr. Necesita ejercitación en otras direcciones. La actividad aeróbica intensa y pautada permitirá que su cuerpo genere otros neurotransmisores, y que en consecuencia baje el nivel de estrés.

 TODO EL PROCESO

-¿Respeta los pedidos de los alumnos si quieren intensificar el trabajo en alguna zona muscular específica?
-No, tomo el control de la clase y me hago cargo de todo el proceso, sin permitir que me digan que quieren tener más glúteos o reducir el abdomen. En el plan acompañamos la naturaleza, y violar sus principios dando más volumen o exigiendo y sobrecargando una zona muscular trae como consecuencia el agotamiento, la ruptura de las fibras elásticas, los calambres, la hipertrofia y el aumento del estrés. Terminar la sesión y quedar agotado no es una evidencia de salud ni de buen trabajo físico. Con la relajación final, después de la ejercitación cardiorrespiratoria, la tonificación y el estiramiento; damos a todo el sistema el tono que necesita para pensar, decidir y estar lúcido y activo.

-¿Qué trabajo hace con las modelos?
-Según mis amigos soy un privilegiado; me ruegan para acompañarme en la clase para conocer a Nicole Neuman, con quien hacemos una gimnasia suave, aeróbica y privilegiamos la postura; Elizabeth Márquez, disciplinada a la hora de dar tono a toda su musculatura; Julieta Campbell, un físico privilegiado que llega a hacer dos horas diarias de trabajo físico. Se trata de chicas jóvenes que cuidan su dieta y su descanso y son muy profesionales, por lo que los resultados de la gimnasia se notan enseguida. Por otra parte, con Charlie Alberti damos tono al músculo, pero sin usar sobrecarga. El necesita sus brazos para marcar el ritmo, y con una musculatura hiperdesarrollada no lo lograría.

-¿Se olvidó de las clases de los gimnasios?
-Mi gimnasio son las plazas, las quintas y los countries. Firmé contrato con LA Gear para hacer videos, lanzar ropa con mi nombre y volver a las clases multitudinarias, al aire libre, entrenando con pesas aportadas por cada alumno. Es común que en los gimnasios la gente se distraiga, abandone la rutina y se ponga a charlar. Eso es debido a que no está pensando en ese tiempo como medio para afianzar su salud y una larga vida.

-¿A quién le gustaría entrenar?
-A Amalia Lacroze de Fortabat y al presidente Carlos Menem.
-¿Qué objetivos se pondría con cada uno y que rutinas seguiría?
-La señora de Fortabat está físicamente muy bien dotada por su genética y se la ve bien, muy bien a pesar de la actividad intensísima. Haría un trabajo muscular para apuntalar toda su estructura y estimular el tejido de sostén. Esto la beneficiaría incluso en su estado de ánimo y la ayudaría en sus decisiones.

-¿Y al presidente Carlos Menem?
-Se trata de un hombre que hizo deportes siempre, y los sigue haciendo. Trabajaríamos en la caja torácica y en las piernas con aparatos, aumentando la oxigenación y la circulación, además del tono general. De ese modo su estructura cardiorrespiratoria no se sentiría bajo la presión del estrés propio de su cargo.

-¿Entrenaría a Gabriela Sabatini?
-No, porque se trata de una deportista de alta competición con la que deben aplicarse estrategias que no domino.

 LAS LESIONES

-¿Qué hacer para evitar lesiones en la gimnasia o el deporte?
-Respetando la fisiología no hay ningún riesgo. Ninguno de mis alumnos va al kinesiólogo, porque aprendieron a conocer su estructura y a trabajar en función del valor salud, exigiéndose con un límite.

-¿Usted entrena con sus alumnos?
-No, salgo a correr y hago mis rutinas.

-¿Cómo seduce usted a los empresarios y a las modelos?
-No les hablo de que necesitan entrenarse, porque lo saben. Les muestro todos los recursos que tenemos para que estén muy bien y enseguida nos ponemos a trabajar, con excelente buena onda, risas y movimientos dirigidos. Cada uno de los que vienen llega recomendado por alguien que toma clases conmigo, de modo que conocen el método y confían en los resultados. Todos responden porque el cuerpo es inteligente, y estimulado disfruta la vida como una fiesta.
 



 Daniel Tangona, entrenador personal.
 

(Daniel Tangona, (54911) 3639-1200)
 

Prensa y Fotos   


 Cerrar esta ventana y continuar selección

www.tangona.com