Revista 7 Días - Noviembre 2008

 





 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Roberto Petinatto

"Mi hijo Lorenzo será un Lanata"

El conductor más ácido de la televisión habla sobre su posible pase a América y su relación con Diego Gvirtz y Canal 13. Elogia la performance de Fernanda Iglesias y revela las expectativas que tiene para el futuro de su bebé.
 

Fue un 2008 movido para Roberto Pettinato. Después de cinco años al frente del programa fetiche del productor Diego Gvirtz –primero en América, como “Indomables” y desde 2005 en Canal 13, con “Duro de domar”–, el excéntrico conductor y ex saxofonista de Sumo tuvo ganas de cambiar. Entonces, comunicó a la productora, Pensado para televisión, que su idea era no continuar con el ciclo de Canal 13 durante 2009 y que su plan era ir al frente de un formato diferente, un show de medianoche como el que condujo hace once años en Telefé, “Duro de acostar”. Pero parece que esas palabras hirieron el ego del jefe calvo. Gvirtz ventiló la interna entre el empleado estrella y él, el productor herido.


Petinatto entrena todos los días
con Daniel Tangona

Dijo que “Duro de domar” había funcionado mejor cuando Petti se había tomado licencia por paternidad, para poder disfrutar junto a su mujer, la artista plástica Karina el Azem, la llegada de Lorenzo, el cuarto hijo de Roberto. Chan. El altercado marcó tendencia en la tele y todos, incluido Mario Pergolini, empezaron a ventilar los pases posibles para el año entrante. Y mientras, unidos por el contrato y no por el amor, Diego Gvirtz y Roberto Pettinato continuaron, con cambio de horario incluido, su relación laboral. Pero diciembre se aproxima y ahora, el conductor de las pelucas plásticas está en avanzadas negociaciones con Gastón Portal para transformarse en el nuevo y carismático conductor de América el año que viene.

–¿Al final firmó contrato con América?

–Todavía no he firmado nada, hasta hoy, jueves 20. Esperemos a ver qué pasa. Hay otras propuestas pero tengamos en cuenta que ya no quedan muchos canales de aire para ir a parar. Especialmente porque el 9 se convirtió en una lata de atún al agua.

–¿Está cansado del formato de “Duro de domar”? ¿Qué le gustaría hacer de nuevo el año que viene?

–Siempre lo dije: quiero tener mi talk show o late nite show de siempre, que hacía en Telefé. Creo que no es para que nadie piense en millones pero sí en prestigio y duración.

–De poder armar un nuevo equipo de trabajo, ¿a quién se llevaría de “Duro de domar”?

–Todos mis panelistas tienen su lugar en distintos medios o proyectos. Pero creo que una es Fernanda Iglesias. No la llevaría conmigo, pero sí podemos reconocer que no hay tantas periodistas de espectáculos que tengan su precisa dosis de maldad y humor.

–Gustavo Noriega afirmó a 7 DÍAS que Gvirtz es un buen jefe que trabaja sin presionar a sus empleados, ¿opina lo mismo?

–Es cierto y ése es el problema muchas veces.

–De continuar “Duro…” en el 13, ¿quién cree que va a ser su sucesor?, ¿o hay lugar para sucesora, como Ernestina en “CQC”?

–No fueron felices las declaraciones del Pergo en relación a Ernestina en su programa, pero sí fieles a su estilo. De mi lado, no tengo idea de quién vendrá. Por el momento creo que nadie sabe ni siquiera si va a existir una medianoche en Canal 13. Las crisis siempre acortan las horas, ¿no creen?

–Dicen que tiene una mala relación con Canal 13, ¿peligra la permanencia de su programa en la radio?

–En absoluto. Al contrario. Firmé el viernes pasado por tres años, 2009, 2010 y 2011, increíble. En eso, la familia Clarín tiene total independencia entre los distintos medios de una misma familia.

–¿Cómo anda su hijo menor, Lorenzo? ¿Cómo es su relación con él?

–Trabajo y lo veo. Jugamos un rato, hablamos, le leo el diario y miramos las revistas. Le encantan, pese a que tiene sólo cuatro meses. Será un Lanata, de esos periodistas de raza que comienzan a los cinco escribiendo epígrafes.

–¿Cómo sigue su estado de salud después del pico de estrés que sufrió a fines de 2006?

–Muy bien. Hago gimnasia de pilates y entreno con Tangona todos los días. Si no lo hago todos los días, no lo hago más. Sé que voy de lunes a viernes y punto. Tiene que ser algo cuadrado y preciso, algo para lo que no tenga que pensar, sólo obedecer. Es buena para el corazón esa puta cinta.

–Karina Jelinek dijo a esta revista que ansía quedar embarazada para tener una heredera. ¿Tiene alguna opinión al respecto?

–Karina es una persona maravillosa. ¡Ah, perdón!, ¿Jelinek? No sé. Si quiere quedar que quede. Por lo menos no es una botinera.
 



(Daniel Tangona, (54911) 3639-1200)

 Cerrar esta ventana y continuar selección
 

www.tangona.com