Prensa Fitness 

Revista Noticias - 25 de Febrero 2006

el box
fashion


Personalidades exitosas se calzan los guantes para lograr cuerpos esculpidos y descargar adrenalina. Ring de playa y coach VIP.
 
El golpe le da justo en la mandíbula. Rebota contra las cuerdas y casi cae.

Quien recibió el izquierdazo no es el musculoso Ringo Bonavena, sino la grácil Deborah de Corral (en bikini).

Al box también le llegó su momento fashion. Los balnearios súper top de Pinamar y Punta del Este instalaron rings que se llenaron de personajes exitosos.

Modelos, empresarios y celebridades de todo tipo hacen culto a este deporte ¿Quién se hubiera imaginado que calzarse unos guantes iba a resultar glamoroso?

Por estos días, la tevé también se sube al ring. Desde la telenovela "Sos mi vida" (Canal 13) Natalia Oreiro apostó a transformarse en la versión argentina de "Million Dollar Baby", la película de Clint Eastwood que muestra la heroica carrera en el boxeo de una chica del montón. La actriz entrenó tres meses con verdaderos expertos como Marcela "La Tigresa" Acuña y su marido Ramón Chaparro. Oreiro se volvió una chica ruda para darle realismo a su personaje de "La Monita" (quien pelea de incógnito contra muchachas tanto o más bonitas que ella). Y se subió a la moda.

Algunas modelos y demás celebrities improvisan golpes sólo para las cámaras, porque hoy el box es tan "in" que queda bien aparecer en las vidrieras como parte del deporte del momento. Pero también es cierto que son muchos los que se tomaron el asunto en serio. Al menos, como reemplazo de las clases convencionales y repetitivas del gym. Así, desde la modelo Rocío Guirao Díaz o el empresario Daniel Hadad hasta la madura actriz Graciela Borges incorporaron al box a su lista de lujos para mantenerse en forma.

Golpe certero. Quedó claro en el verano: el box es el nuevo hobbie de ricos y famosos. Guantes, salto a la soga, abdominales y demás ejercicios de esta práctica fueron incorporados en las rutinas de gimnasios y personal trainners. Pero lejos de entender este avance como una frivolización del deporte, los profesionales del rubro festejan.

No le importa a "La Tigresa" que su popularidad y la del box femenino vengan por parte del culebrón protagonizado por Oreiro-Arana. Al contrario, cree que es lo mejor que puede suceder, después de años de indiferencia por parte de la gente (ver columna).

Otro boxeador profesional que vio el filón en esta valorización snob de lo pugilístico es Thiany Valencia. Se convirtió en el "coach" preferido de Iván de Pineda, Carola del Bianco (antes del embarazo), Deborah de Corral y los empresarios Daniel Hadad, Gustavo Mascardi y Marcos Gastaldi, entre varios otros. Porque sus 44 peleas ganadas y ninguna derrota le suma méritos y copas, pero ninguna moneda. El invicto no le da de comer, sino haberse transformado en uno de los entrenadores personales top. En Punta del Este sus honorarios rondan entre los 60 y 80 dólares la clase de una hora. Sólo para elegidos.

Ayer, salida laboral desesperada para las clases bajas. Hoy, furor del universo de los cuerpos esculpidos. El boxeo está con un pie en cada mundo. Aquellos que asumen la disciplina como modo de vida, pueden practicar de forma gratuita en los gimnasios municipales. Por ejemplo, CEDEM Nº 2, de Caseros, donde entrena “la Tigresa” Acuña. Pero su versión "recreativa" se cobra, y mucho.

Históricamente este deporte era practicado por gente de dinero. Es más, el boxeo comenzó en las capas altas de la sociedad, en los clubes más importantes como el Francés, el Inglés y el Jockey", afirma Luis Alberto Romio, secretario de la Federación Argentina de Box y licenciado en arte. Y agrega: "Luego, como comenzó a tener una salida laboral inmediata, prendió más en la clase media y baja y se transformó en popular. Y hoy atravesó todas las clases. Oreiro aprendiendo a boxear habla de que el deporte no es como nos lo había mostrado el cine con Rocky, donde aparecía como una disciplina casi letal, sino que es mucho más plástico y entretenido. Además, no es para nada peligroso. Menos en su versión amateur, donde se usan guantes más grandes que absorben el golpe un 20 por ciento y un casco acolchado que disminuye el impacto un 40 por ciento".

Round VIP. Los cross al aire se infiltraron en los gimnasios más in. Mientras, en Punta y en Pinamar varias caras famosas probaron a ‘tirar unos guantes’ con boxeadores experimentados contratados por los paradores. Estos rings montados en la arena se convirtieron en el show más visto de los balnearios. Y el aerobox en la práctica preferida de los cultores del físico bien esculpido.

"Hace mucho que estoy en esto, pero hoy es una locura el fanatismo que provoca -admite el personal trainner consagrado y mediático Daniel Tangona- Hoy se vive como ‘el otro lado del box’, que es el que practica la gente urbana. Y hay tantos que lo eligen porque descubrieron que libera angustias, depresión, ansiedad. Todo lo reprimido, se descomprime con esta actividad. Lanzar golpes, moverse, descargar, saltar combate todos estos males de la época. El box logra una descarga física, psíquica y emocional".

Así, Tangona logró colar este deporte considerado "rudo" en el mundo de las modelos. Hoy las chicas le agradecen porque les hizo ganar confianza y "levantar la cola", como asegura Noelia Falco, una de las aprendices de Tangona (ver Columna). Y también hizo que aquellos empresarios que le tenían respeto (y hasta distancia) se entusiasmaran con la descarga que provoca.

"El box por su gran combinación de trabajo aeróbico, fuerza y elasticidad resulta un eficaz energizante. Y no es necesario llegar a los golpes, sólo la gimnasia que propone el boxeo es alucinante. Por eso, las clases más populares son las que le agregan música a los movimientos. Y puede que todo esto sea una moda, pero lo bueno es que sirve para que la gente se mueva, realice una actividad completa, mejore su calidad de vida y se vuelva más sana. Entonces, bienvenido el box al mundo fashion", enfatiza Tangona.

Piña va, piña viene. Junto con esta nueva debilidad por la lucha cuerpo a cuerpo, la televisión revive los fantasmas de "Titanes en el ring". El catch se prepara para reconquistar el terreno perdido con la tira "Los gladiadores de Pompeya", que va a estrenar Canal 9 y está protagonizada por Gabriel Goity y Andrea del Boca.
Para su personaje de "El Toro”, un catcher al que se le pasó su época de gloria, Goity se entrena con Rocky Rolando Renegado, preparador olímpico del equipo nacional de box y, precisamente, un ex "Titanes en el ring". Ahora, habrá que esperar a ver si prende esta disciplina-show de gestos feroces y gritos histriónicos. Aunque, hay que decirlo, eso sí que no tiene ni pizca de glamour.



Escribe Noelia Falco*
PUM PARA ARRIBA

Mi acercamiento con el boxeo comenzó hace un año. Empecé a practicar porque me lo propuso la agencia de modelos que me representa. Probé una clase y ya no pude parar. Me pareció copado el ritmo en el que te mete este deporte.

El ejercicio que propone esta disciplina es divertido y, a la vez, ayuda a quemar grasas bien rápido. Me asombró la manera en la que los ejercicios impulsan a trabajar todo al mismo tiempo: elongación, velocidad, reflejos, potencia, coordinación. El esfuerzo está puesto en el cuerpo entero en cada uno de los movimientos que se hacen.
Es una variante a las clásicas clases del gimnasio y resulta mucho más interesante. Además es absolutamente distinto a lo que venía haciendo. Al principio, me costaba. Pero enseguida agarré viaje. Empecé a sentir que el cuerpo me iba esa descarga. Desde principios del 2005 tomo clases dos veces por semana.

Las prácticas no son violentas. Hay algunos golpes, pero no son para nada bruscos. Cuando arranqué, tenía un poco de miedo de terminar muy corpulenta y, la verdad, que no ocurrió eso. El ejercicio me ayudó a acomodar el cuerpo, afirmar cola y brazos. También gané coordinación. Es una actividad corporal muy estimulante.
Se puso de moda porque es un trabajo completo el que te exige. Te recarga mucha energía. Es pum para arriba. Lo recomiendo totalmente ahora que me di cuenta de es una práctica femenina y entretenida. Además, dibuja el cuerpo como ningún otro ejercicio.
*Modelo
 









(Daniel Tangona, (54911) 3639-1200)

 Cerrar esta ventana y continuar selección
 

www.tangona.com