Diario Clarín - Octubre 2008

 

La moda de los músculos

Hombres y mujeres se preparan para tener más masa muscular. Cuáles son los factores que hay que tener en cuenta. Cómo lograr esa meta sin claudicar en el intento.

Cuidados y consejos
.
Ya no alcanza con mantenerse en forma y lucir un cuerpo delgado. Ahora la tendencia es estar “marcado”, con la musculatura a flor de piel. Esto no es la novedad en los hombres, que desde hace siglos le exigen a sus músculos que salgan a mostrarse, pero sí en las mujeres.

Años atrás una mujer con brazos marcados no era considerada sexy ni femenina, mientras que hoy son muchas las que entrenan en busca de masa muscular. Existen muchos ejemplos, pero el gran icono es Madonna, que con 50 años desfila su físico atlético y fibroso en todos sus shows.

¿Cómo se logra marcar la musculatura? “El primer paso es determinar si se está apto para realizar un plan de tonificación y marcación muscular. Algunas condiciones médicas pueden limitar de alguna manera este tipo de entrenamiento (por ejemplo la hipertensión arterial severa, patologías de columna o alteraciones cardiovasculares)”, explica la doctora Patricia Sangenis, médica especialista en deporte.

Y si uno está apto, para lograr un buen resultado se deben respetar tres puntos: “baja carga, muchas repeticiones y trabajo en velocidad. Y también es clave la alimentación. Este trabajo combinado permitirá tener una marcación muscular definida”, explica el instructor Daniel Tangona.

Muchos comienzan el gimnasio con iniciativa y al no ver resultados inmediatos abandonan. “Hay que tener en cuenta que ciertas personas tienen una predisposición genética que las ayuda a poder marcar sus músculos más rápidamente que a otras”, explica la doctora Sangenis.

La cantidad de intensidad del entrenamiento requerido va a depender del estado físico y la historia personal de cada uno. Pero es importante tener en cuenta que “ningún músculo debe ejercitarse más de tres veces por semana, y que se debe contar con un día de descanso entre la ejercitación de cada grupo muscular, ya que la reparación y recuperación de las fibras musculares es tan importante como la tensión para el desarrollo muscular. Si se quiere entrenar todos los días se deberá realizar lo que llamamos “rutina dividida”, un día el tren superior y el otro el inferior”, detalla Tangona.

Una diferencia entre el entrenamiento de hombres y mujeres es que a las mujeres les cuesta más que se les marque la musculatura ya que naturalmente el hombre tiene mayor masa muscular que la mujer (genéticamente preparada para la maternidad), y menor porcentaje de grasa corporal. Por lo tanto sus músculos se “marcan” más fácilmente.
Por otra parte, la doctora Sangenis aclara que “es un mito creer que si se tiene una buena masa muscular y se deja de hacer ejercicio, ésta se transforma en grasa”.

Cuándo comenzar

No hay una edad determinada para empezar a entrenar la fuerza, ya que en niños puede planificarse el trabajo sin utilizar pesas, sino mediante el propio peso del cuerpo, o con bandas elásticas. Sin embargo hay que tener cuidado en la utilización de los aparatos del gimnasio, ya que muchas veces estos no están adaptados a la anatomía de los más jóvenes y pueden comprometer seriamente la técnica que utilizan en la ejercitación.

Y a diferencia de lo que muchos creen, no hay un tope de edad establecido para entrenar con sobrecarga, muy por el contrario: “Es muy beneficioso que las personas mayores entrenen la fuerza. Está comprobado que en la tercera edad se puede incrementar la masa muscular y los valores de fuerza.

El aumento de la fuerza y resistencia muscular es fundamental para el cuidado de la salud y de la estética. Su disminución ocasiona incapacidades progresivas y pérdida de las formas y produce aparición de lesiones, especialmente lumbalgias y hernias de disco”, destaca la doctora Sangenis.

 

 


 



(Daniel Tangona, (54911) 3639-1200)

 Cerrar esta ventana y continuar selección
 

www.tangona.com