Prensa     

  Diario CLARIN  -  Enero 2013

 

 







 
El circuito VIP de Punta del Este ahora se recorre en helicóptero
Por Aldana Fernández Sanders
Lo eligen ricos y famosos para moverse sin demoras. También hay delivery de gimnasios.
Punta Del Este

Recorrer las playas de Punta del Este con un auto descapotable, lentes oscuros y sombrero panameño no basta para ser parte del más exclusivo de los circuitos. Los habitués VIP del Este sumaron nuevos requisitos a sus rutinas: traslados en helicóptero, gimnasios frente al mar y atardeceres en playas exclusivas son sólo algunos de los ítems para pertenecer a la ruta top de Punta 2013.





Lejos de las multitudes que se sacan fotos en la playa de Los Dedos, empresarios y personajes del espectáculo invierten rapidez, privacidad y disfrute. Una de las apuestas fue el traslado en helicóptero. “Fue mayor que otros veranos. Los empresarios con chacras en José Ignacio para evitar el tránsito alquilan o compran uno. Los famosos lo deciden a último momento, quieren estar ‘ya’ en algún lugar y entonces nos llaman. Buscan llegar de sorpresa”, explica Ricardo Neuman, al frente de la empresa Vip Van Tour. Dos de los que esta temporada eligieron volar a cada evento fueron Susana Giménez y Marcelo Tinelli. El alquiler por media hora es de US$ 450 y la compra arranca en US$ 350 mil.

La salud también forma parte del circuito VIP y, para eso, en Punta existe el “gimnasio delivery”. Daniel Tangona, el entrenador que lo ideó, lo explica: “Hay empresarios que no quieren trasladarse para evitar exposición. Lo que hago es mover el gimnasio en una camioneta con todos los elementos para entrenar. Lo ubicamos frente al mar y armamos una rutina con lo que necesiten. Es personalizado al extremo”. El presidente de Fiat, Cristiano Rattazzi, es uno de los que elige este método para empezar sus mañanas.

Además de helicópteros y gimnasios por doquier, un infaltable del circuito VIP es la tarde en el balneario La Caracola, a pocos kilómetros de Laguna Garzón. Fue el escenario de uno de los eventos de cierre de la temporada de celebrities : una tarde de playa con tienda de masajes y cabalgatas de la que participaron, entre otros, Juanita Viale, Araceli González, Iván de Pineda y el ex Duran Duran Roger Taylor, que musicalizó el atardecer. El acceso no era para cualquiera: tras atravesar una tranquera, un bote cruzaba a los invitados al otro lado de la laguna, donde esperaban varios salones y kilómetros de arena virgen.

La noche termina en Tequila, el boliche de La Barra que este año adoptó una estética circense. Uno no sabe qué precio deberá pagar para bailar hasta que llega a la puerta: allí, un hombre vestido de negro informará, quién sabe con qué criterios, si se deben abonar US$ 50 o US$ 100.

Por un trago adentro, hay que invertir US$ 30.

Pertenecer o no pertenecer, esa parece ser la cuestión en Punta del Este.