Fitness   

Revista Gente 29 de Febrero 2000


 Cerrar esta ventana y continuar selección
 



En el 2000, la onda es aprovechar las vacaciones para entrenar y marcar la figura. Por eso en la playa, en el campo o en el bosque, los famosos tienen a mano a su personal trainer.

Los famosos ya no planean tener descanso absoluto en sus vacaciones. Ahora ocupan el tiempo libre con exigentes rutinas de entrenamiento físico que cumplen estrictamente una hora y media cinco veces a la semana. Por eso, en el campo, en la ciudad o en el bosque, el hollday gym se convirtió en una tendencia del verano 2000 y los personal trainers pasaron a ser parte del equipaje de la celebrities.

El leñador Romano. Instalado en su casa sin nombre de Laguna el Sauce, el actor aprovecha el trabajo fuerte que le demanda remodelar su refugio para trabajar bíceps, tríceps, piernas y brazos. Por eso jamás pasa por el gimnasio, y Daniel Tangona, su personal trainer, se ve obligado a armarle una rutina que él mismo bautizó como rústica. “A Romano no le pueden dar ejercicios convencionales. Tiene tanta fuerza que es un gran liberador de estrés. Genéticamente está preparado para el castigo.”

El actor entrena entre tres y cuatro veces por semana, casi dos horas por clase. Llegó a hacer 1000 abdominales por rutina y el trabajo de su cuerpo es muy particular. Para los dorsales se ayuda con un hacha y corta leña (“así cumple con ejercicios de potencia”, acota Tangona). Además, hace un ejercicio extra: carga a caballito a su trainer y así, corriendo, sube una pendiente con 80 kilos a cuestas. Además Romano también practica boxeo, una de sus pasiones. “De esta manera trabaja brazos, hombros, abdominales, cintura y puños”.
 





 

(Daniel Tangona, (54911) 3639-1200)
 

Fitness   


 Cerrar esta ventana y continuar selección

www.tangona.com