Prensa     

  Revista TENDENCIA MUJER - Enero 2010

 



SEXY Y JOVEN A LOS 20, 30 y 40

CONSERVAR LOS ATRIBUTOS DE LA JUVENTUD ES UNO DE LOS GRANDES DESAFÍOS QUE LAS MUJERES ENFRENTAN A DIARIO. TRATAMIENTOS, CIRUGÍAS, RUTINAS DE EJERCICIOS, ASESORAMIENTO DE IMAGEN Y EL TRABAJO PERSONAL SIGUEN CONVIRTIENDO A TODA MUJER EN UN OBJETO DE DESEO.

Entre los 20 y los 40 las mujeres atravesamos una de las etapas más agitadas de nuestras vidas. Son momentos de siembra, de cosecha y de mostrarle al mundo nuestros grandes potenciales. Y en esto se incluye la belleza, la corporal y la espiritual, que cada día nos esforzamos por alcanzar y transmitirle a los otros.

“Una mujer saludable transmite belleza. Ella puede ser todo lo linda que se sienta. Y esto se ve en mujeres de todas las edades”, afirma rotundamente Pedro Horvat, médico psiquiatra, psicoanalista y miembro de la Asociación Psicoanalista Argentina (APA).

Pero también es cierto que en cada edad ellas tienen atributos que son más llamativos que otros. “A los 20 cautivan con su frescura, potencia, lozanía y desparpajo. A los 30 atrae su fecundidad en el sentido más amplio. A los 40 llama la atención por su capacidad de decisión y prestancia, aparece el pensamiento original. Y a los 50 comienza a lucir unas arrugas sugestivas, que no son vejez”, relata Horvat.


EN MOVIMIENTO
En el plano del cuidado corporal, el ejercicio físico es un aliado. “Para estar espléndida a los 40 hay que empezar a moverse ya, aquí y ahora. Realmente, estar espléndidas física, psica y espiritualmente, demanda un gran esfuerzo. A los 20 no valoramos nuestro cuerpo porque pensamos que tenemos toda la vida por delante, se ve en el alto porcentaje de obesidad en ese período. A los 30 sabemos que en esa etapa empieza el declive inexorable de la vida y pensamos que deberíamos ir a un gimnasio, pero ponemos excusas para no hacerlo en forma ordenada y cotidiana. Desde los 40 en adelante creemos que la panacea del rejuvenecimiento es el gimnasio. Por experiencia personal he visto pasar mujeres entre 3 y 4 horas en un gimnasio buscando la juventud eterna, y hay que ser concientes de que todo exceso es peligroso para nuestra salud y nuestra mente”, describe el entrenador personal Daniel Tangona.

Según el especialista, para lucir sexy, a los 20 “hay que poner énfasis en la alimentación, en el gasto calórico y en el trabajo de postura, pues es época de estudios y la actividad física en este período es bajísima. A eso se suman las salidas y trasnochadas, el alcohol y el cigarrillo.”

A los 30, la falta de tiempo protagoniza la vida de las mujeres. “Se ocupan del trabajo, los hijos, del marido, de la casa y no les queda tiempo para ellas. Hay que buscar una vía de descarga, aunque sea a las 21 yendo al gimnasio o haciendo una caminata recreativa. A los 40, cuando los niños crecieron, hay que dividir, el tiempo entre la actividad física y una actividad recreativa que beneficie el aspecto psicológico. En la variedad de las actividad que elijamos va a estar el éxito de nuestra salud, física, psíquica y espiritual.” Y esto se refleja en la belleza. Lo cierto es que tanto para las de 20, las de 30 como las de 40 (y más) el gran secreto es conocerse para poder explotar su personalidad al 100%, la edad ya no es lo que importa.

Nota completa Revista Tendencia Nº 59 – Enero 2010


 

 


 



(Daniel Tangona, (54911) 3639-1200)

 Cerrar esta ventana y continuar selección