Fitness   

Revista Gente - 31 de Agosto 1995


 Cerrar esta ventana y continuar selección
 

La onda Tyson
(pero con tacos altos)

El boxeo femenino pega fuerte. Dónde y cómo se hace. Los secretos de la nueva manera de hacer gimnasia y, al mismo tiempo, descargar toda la agresividad.

No tienen look de muchachito. No se ponen protector bucal. No rozan sus cuerpos curvilíneos con los guantes coloridos.
Nunca se pegan entre ellas. Pero aman el boxeo. Son las “chicas Tyson”, mujeres de todas las edades que dejaron las viejas rutinas del gimnasio y eligieron el deporte más macho del mundo para moldear sus cuerpos y endurecer sus músculos.

Adoptaron la técnica, pero no quieren pegar. No hay contrincante, sólo la concentración en la piña al aire o a la bolsa. Las hay de todas las texturas de piel, profesiones y colores de cabellos. No son raras, no son excéntricas, son esencialmente hiperfemeninas.

Son mujeres argentinas que hacen de pegarle a la bolsa su entrenamiento favorito. En Buenos Aires, por ahora, hay opciones para practicar el pugilismo femenino. El aerobox de Daniel Tangona es vanguardia.

LA VANGUARDIA.
Es el aerobox, mezcla de aeróbic y boxeo, que hace Daniel Tangona, el personal trainer de los ricos y famosos. El aerobox se practica en La Imprenta y en Body Tech, el nuevo gimnasio que dirige Tangona en Martínez. A diferencia de otras disciplinas, Tangona da clases colectivas donde las chicas saltan sogas imaginarias y practican piñas al aire. Luego viene una sesión de pesas, trabajo de brazos y glúteos y finalmente el estiramiento. Tangona también da clases individuales. Tiene una camioneta gris, una especie de pequeño gimnasio portátil, y lleva a sus chicas a entrenar al aire libre en Palermo. Patricia, 33 años, ama de casa, casada, 2 hijos, es una de las fans del aerobox y dice: “Me resulta más divertido que todo lo que hice antes. Además, los brazos son la cédula de identidad de una persona. Cuando se te empiezan a caer es un horror y con esto los mantengo bien”.


Tangona destaca que con el aerobox se mejora la actividad cardiovascular y llega mejor el oxígeno a la sangre. “Eso es lo interesante de este entrenamiento –remarca- De nada sirve tener unos músculos gigantes y reduros si el músculo más importante, el corazón, no te funciona bien.”
LOS EFECTOS. Lejos del mito popular, el cuerpo no se masculiniza. El entrenador coincide en que las curvas femeninas.se enfatizan, la cola se levanta, se mejora la postura y, sobre todo, se libera el estrés. Todas las mujeres se vuelcan al boxeo: pegar calma los nervios.

EL LOOK.
 Las chicas Tyson tienen que tener vendas, guantes y guantines. Con los guantes se pega a la bolsa, con los guantines al punching bag. Las vendas cuestan 7 pesos, los guantines 20 y los guantes 100. Estos últimos generalmente los provee el entrenador. Se puede practicar en jogging, short, musculosa o cualquier tipo de remera. Lo más importante es proteger las manos y está prohibido pegar sin vendas, rito básico de la técnica.

SEGUNDOS AFUERA.
Si es mujer, entonces, no dude en animarse y, aunque sea por una vez, calmarse pegándole a la bolsa, saltando en sogas verdaderas o imaginarias y dibujando golpes en el aire. Y si es varón, deje que su chica vaya al gimnasio y se calce los guantes. Ella no le pegará, porque las chicas Tyson, por más que amaguen con la piña, son inofensivas y hacen todo en nombre de su propia y delicada belleza.

 










(Daniel Tangona, (54911) 3639-1200)
 

Fitness   


 Cerrar esta ventana y continuar selección

www.tangona.com