Prensa y Fotos  

Revista Alto Palermo - Octubre 1995
 
GIMNASIA DE PUNTA

¡ abajo...!

Cuando de gimnasia se trata, una elección apresurada puede echar por tierra los mejores propósitos. ¿Cómo evitarlo? En principio, consultar con un médico los objetivos (reducción de peso, tonificación, salud cardiovascular) y los propios límites.

Luego, abrir los ojos: la oferta en este campo se enriqueció con los usos innovadores de estilos musicales y técnicas de entrenamiento. La mayoría apunta al trabajo aeróbico, que fortalece el corazón, aumenta la capacidad respiratoria y reduce grasas.

Las mas intensas son el sep, el slide y el aerobox. El hip hop, que combina aeróbics con ritmos de rap, es ideal para las fanáticas de la danza. También están los entrenadores personales, en caso de severa falta de tiempo o voluntad. En todos los casos, lo fundamental es que prime la diversión y que no se fuerce inútilmente el organismo.


Aero-box

Contra algunos pronósticos, cada vez se incorporan más mujeres a la práctica del aerobox. La técnica llegó hace unos dos años de los Estados Unidos y se basa en trasladar el entrenamiento de box a una clase aeróbica.

Al ritmo de la música, se trabajan repeticiones de golpes y combinaciones rápidas (ganchos, uppercup, directo). Como los golpes son al aire o contra la bolsa, el riesgo de lastimarse no existe. Algunas mujeres se resisten al principio; puede parecer un deporte poco femenino. Sin embargo, terminan disfrutando de poder “descargarse” sin culpas.

 






La figura, además, resulta favorecida: se trabajan intensamente todos los músculos del cuerpo. Es recomendable para aquellas que quieren divertirse pero no gustan de las coreografías. Exige, eso sí, una evaluación médica previa y un buen soporte para tobillos y manos (vendas) durante la clase.

Prensa y Fotos   


 Cerrar esta ventana y continuar selección

www.tangona.com