Prensa y Fotos  

Revista Caras - Verano de 2002


 
Cuando el avión que lo trae de la Argentina –viaja varios días de la semana por negocios- está por aterrizar en Punta del Este, llama a su personal trainer para combinar una cita.

Cristiano Rattazzi (50) arregla hora y lugar con Daniel Tangona para cumplir con una rutina de ejercicios que comenzó con el entrenador hace más de un año,
cuando se lo presentó su novia, Jimena Capozzolo (26). Antes de esto, el empresario nunca había realizado actividad física con continuidad.

Pero en estas playas Rattazzi no cumple los mismos ejercicios que hace en su casa de Buenos Aires, donde cuenta con una elíptica–máquina aeróbica, como un simulador de esquí- y un equipo de aparatos para musculación.

 

 

En Punta del Este, el titular de Fiat Auto corre como mínimo tres veces por semana por el costado de la ruta o en la playa, y luego practica una rutina de boxeo con Tangona.

La idea de este trabajo, que el entrenador aplica con todos sus alumnos empresarios que están en el Este, es desestresante y relajante. Incluso, les pide que durante el entrenamiento apaguen los teléfonos celulares.

De este modo, durante una hora y media Rattazzi se mantiene en estado y previene las consecuencias del estrés en un lugar ideal: junto al mar y al aire libre.
 

Prensa y Fotos   


 Cerrar esta ventana y continuar selección

www.tangona.com