Prensa y Fotos  

Revista Cosmopolitan - Febrero 1997


 

Fitness

H2O Gym
d





AQUAGYM


Piernas Perfectas

• Si querés darle duro a los cuádriceps y los glúteos, probá con las famosas estocadas. Con el agua a la cintura, hacé un paso al frente bien grande, hasta que la pierna de adelante forme un ángulo de 90 grados y la de atrás quede flexionada y volvé a la posición inicial. Repetí entre 20 y 30 veces.
• Intentá hacerlas para atrás. Parada con las piernas juntas, retrocedé con un paso enorme y mantené la posición unos minutos. La pierna de adelante queda flexionada a 90 grados y la de atrás, bien estirada. Podés hacer una serie de 20 de cada lado.
• El último ejercicio es la elevación lateral. Agarrate del borde o abrí los brazos en forma de cruz para evitar caerte en el agua. Levantá la pierna extendida al costado, sin torcer la cintura. Subila y bajala, con movimientos suaves. Hacé cuatro series de 25 repeticiones.

Palabra de especialista

Para lograr buenos resultados, el entrenador personal Daniel tangona recomienda tener en cuenta algunos consejos básicos:
• Elegí la mañana temprano o el atardecer y evitá el mediodía. Aunque estés en la pileta y ni te des cuenta, los rayos del sol pueden calcinarte la piel: aplicate una pantalla o protector resistente al agua media hora antes.
• Usá un gorrito o una visera y anteojos oscuros si te molesta el resplandor. Si te resistís a calzarte una gorra, no te quedes sin mojarte la cabeza y darte un chapuzón entre un ejercicio y otro.
• Si no te querés deshidratar, dejate a mano una botella con agua mineral y tomate unos tragos, aunque te parezca que no tenés sed.
• No te olvides de estirar los músculos al final de la clase. Podés hacer elongación o nadar tranquila un rato.

Cintura Fina, brazos duros

• Con el agua a la altura del pecho, abrí las piernas el doble del ancho de los hombros. La pelvis tiene que estar contraída y la panza, adentro. Mové el tronco para los costados y acompañá el movimiento con los brazos. Sin agotarte, hacé tres series de 40.
• Metéte un poco más adentro. Llevá los brazos a la cintura, girá el tronco, dejá la cadera fija y no muevas las piernas. Hacé tres series de 30, con descansos para evitar mareos.
• Si la pileta tiene escalón, aprovechalo para trabajar pectorales y brazos. Apoyá las palmas de las manos a la altura del pecho, flexioná los brazos y mantené las piernas y el tronco estirado. Subí y bajá, sin quebrar la cintura ni sacar la cola para afuera. Intentá hacer entre 10 y 20 repeticiones.
• Parada cerca del escalón, apoyá los brazos atrás y levantá el cuerpo, sin mover las piernas. 10 o 15 repeticiones son suficientes para trabajar los tríceps, esos músculos del brazo que siempre se ablandan.


 

Fitness

H2O Gym  

Prensa y Fotos   


 Cerrar esta ventana y continuar selección

www.tangona.com