Ski      


2       SNOWBOARD




 

El snowboarder que se lanza en la pista o fuera de ella necesita un entrenamiento básico muy semejante al del esquiador. Pero sin duda tiene una necesidad adicional:

 ejercitar mucho la propiocepción, es decir, la capacidad de percibir la posición de su propio cuerpo en el espacio para poder efectuar correcciones pequeñas, pero fundamentales, que le permitirán situarse bien sobre la tabla.

Por eso lo expertos sugieren realizar el mismo programa reservado a los practicantes del esquí alpino con algunas añadiduras. Veámoslo en detalle:



 

Primera Semana

 Tres sesiones semanales, cada una de ellas articulada de la siguiente forma:

  • El mismo programa propuesto para el esquí alpino.
  • Dos minutos de ejercicio en la tabla basculante. (se vende en casas de deportes). En la posición típica del snowboard, se imita el gesto técnico manteniendo el equilibrio.
  • Cuatro minutos de saltos en la cama elástica, destinados a incrementar la fuerza, la velocidad y de nuevo la propiocepción.

 



 

Segunda, tercera y cuarta semana

Tres sesiones semanales, cada una de ellas articulada de la siguiente forma:

  • El mismo programa propuesto para el esquí alpino.
  • A lo largo de estas semanas, el tiempo dedicado a los ejercicios propuestos deberá incrementarse un minuto cada vez, hasta alcanzar durante la cuarta semana los cinco minutos de tabla basculante y siete minutos de cama elástica.

 

 
 
   
   

Ski    


 Cerrar esta ventana y continuar selección

www.tangona.com